Una colección completa

Custo Growing lleva el color de Barcelona a la ropa de niños

La firma del diseñador catalán prepara la apertura de tiendas con la marca infantil

Custo Growing lleva el color de Barcelona a la ropa de niños
Custo Growing lleva el color de Barcelona a la ropa de niños

Custo Barcelona cuenta desde ahora con una colección completa para niños y niñas. No es un ropa complaciente para la chavalería de entre 4 y 12 años. "Es, sencillamente, la colección de adultos en pequeño", explican desde la firma de Custo y David Dalmau. Así, los dibujos, colores, texturas y cortes tan particulares de la marca se trasladan, tal cual, a las tallas de los más pequeños.

El pasado viernes Custo Growing, la marca que lanza el diseñador para estas piezas tan especiales, tiene ya un hueco en el mercado. Las dos principales ferias de moda para niños de Europa, la Feria Internacional de Moda Infantil de Valencia (FIMI) y Pitti en Florencia, acogieron el primer desfile de la enseña, protagonizado, lógicamente, por pequeños modelos que lucieron las creaciones de la próxima temporada de otoño invierno. Un hecho que levantó expectación entre el sector, ya que Custo es habitual en la New York Fashion Week y, sin embargo, ha elegido las pasarelas especializadas en moda infantil para esta apuesta.

"Es la primera colección completa después del test que hicimos para la colección de verano, que ha funcionado muy bien", explica Marat Chavtarayev, responsable de distribución de Custo Growing. La diferencia entre el test de la próxima temporada primavera-verano y la presentada el viernes es notable. De las 86 piezas de la primera a las 300 del lanzamiento definitivo. "Custo Growing propone un guardarropa completo y extenso, ni cándido ni pueril, a base de prendas y complementos llenos de color con la misma exigencia que las prendas de las colecciones adultas", señalan desde la compañía.

La colección tendrá un cauce de distribución especial, ya que no coincide totalmente con el de ropa de adultos. "Estamos ahora elaborando ya toda la red de distribución, que será global, como con Custo Barcelona", explica Chavtarayev.

El responsable de comercializar Custo Growing también destaca que en las tiendas propias de la marca (alrededor 70 en todo el mundo, entre propios y franquiciados) se incluirán corners específicos para esta línea. "Además está en marcha el proyecto de abrir tiendas propias de Custo Growing", señala Chavtarayev.

De momento, Custo no tiene cálculos sobre cuánto puede representar para el total del negocio la nueva división de moda infantil. "Acabamos de presentar la primera colección completa y ahora hay que esperar la respuesta de los clientes y ver cómo funciona en el mercado, aunque somos muy optimistas", explica Chavtarayev.

Una de las claves para el éxito es el control de la matriz sobre la colección infantil. No se trata de una licencia, como ocurre con la mayoría de casos en los que un diseñador salta a la moda para los más pequeños. "Hay una dedicación especial de Custo y David en esta colección y el objetivo es que se consolide dentro del grupo", señalan desde la firma de moda.

Custo tiene colecciones de hombre, mujer, baño y ahora, de niños. Además, tiene licencia de relojes, gafas y perfumes. Su última creación es el nuevo maillot de líder de la Vuelta Ciclista a España. Las ventas de Custo superan los 80 millones de euros. España es el principal mercado, con una cuota del 30%, aunque le sigue cada vez más de cerca Estados Unidos, donde el diseñador cuenta con un fiel grupo de seguidores.

La cifra

300 piezas, entre prendas y complementos, tiene la nueva colección de otoño-invierno 2010-2011 de Custo Growing.