Se destinarán 400 millones en actuaciones medioambientales

Los empresarios piden más fondos para renovar la planta hotelera

El Ejecutivo aprobó el viernes una nueva línea de crédito de 400 millones del Plan FuturE, que apoya proyectos en favor de la sostenibilidad y del respeto al medio ambiente en el turismo. Los hoteleros pidieron que se destine ese dinero a renovar la planta hotelera, ante la falta de acogida del plan, que no ha agotado aún la primera línea aprobada en 2009.

En el último ejercicio, el Ejecutivo ha puesto a disposición de las empresas turísticas 1.900 millones de euros en créditos a través del ICO. De ellos, 1.000 correspondían al Plan Renove para infraestructuras hoteleras, que tuvo un éxito fulminante entre los empresarios. En una primera fase se puso a disposición de los empresarios 600 millones, que se acabaron en 23 días, y en una segunda se añadieron otros 400 millones, que se agotaron en 7 días. Los restantes 900 millones corresponden al Plan FuturE, cuyo principal objetivo es la puesta en marcha de medidas relacionadas con la protección del medio ambiente y la eficiencia energética.

En una primera fase se adjudicaron 500 millones, de los que 100 se destinaron a Canarias, una de las comunidades más castigadas por el deterioro del turismo, cuyo gobierno aceptó a cambio del apoyo a los Presupuestos Generales del Estado para 2010

Si los fondos para el Plan Renove se agotaron en apenas 30 días, esa rapidez no se ha producido en el caso del FuturE. De los 400 primeros millones aprobados en julio, descontada la aportación a Canarias de 100 millones, sólo se han adjudicado 300 en cinco meses, un ritmo sensiblemente inferior al del renové, por lo que el Ejecutivo ha introducido mejoras para hacerlo más atractivo. La vicepresidenta del Ejecutivo, María Teresa Fernández de la Vega, apuntó el viernes como principal novedad que la nueva línea financiará hasta el 100% de los proyectos, a diferencia de la anterior en la que sólo se podía financiar hasta el 90%. El plazo de amortización se mantiene en doce años y el importe máximo de financiación será de hasta dos millones de euros.

Acceso directo al ICO

Joan Molas, presidente de la Confederación Española de Hoteles y Alojamientos Turísticos (Cehat), se mostró satisfecho con la decisión del Ejecutivo, aunque consideró prioritario trasladar parte de fondos a la renovación de la planta hotelera e incluso a la creación de un fondo específico para innovación en el sector turístico. "La demanda de las empresas se dirige a estar conectado en red con las comunidades autónomas, las agencias de viajes o los touroperadores y para ello se necesitan más fondos", apuntó Molas, quién insistió en la necesidad de ampliar el acceso de las empresas hoteleras a la financiación del ICO.

La patronal ya ha enviado una propuesta a la Secretaría de Estado de Turismo para que las grandes cadenas hoteleras, que están sufriendo igual que las medianas y pequeñas la restricción de crédito, puedan optar a las ayudas que proporciona el ICO. Las dos líneas de crédito aprobadas hasta el momento (Renove y FuturE) limitan el préstamo máximo por proyecto a 1 y 2 millones de euros respectivamente, lo que, a juicio de Molas, deja fuera a las grandes empresas.

Por ello han solicitado al Ejecutivo que el turismo sea considerado "sector estratégico". Si se cumple esta premisa, estas compañías podrían competir en los dos grandes programas de financiación directa del ICO. El Grinve apoya proyectos de inversión en España, con una cuantía mínima de 6 millones de euros, mientras que el Proinvex se centra en inversiones en el exterior con un mínimo de 10 millones.

Caídas en los diez primeros mercados emisores

El Ejecutivo ofreció el viernes las cifras desagregadas de la llegada de turistas a España en 2009. En ese ejercicio entraron en España 52,2 millones de visitantes, lo que supone una merma de 5,2 millones respecto a 2008, propiciada en gran parte por el desplome de las llegadas procedentes de Reino Unido y Alemania, que suman entre los dos 3,6 millones de turistas menos.

El secretario de Estado de Turismo, Joan Mesquida, atribuyó el descenso a la debilidad económica de los principales mercados emisores, "por lo que la recuperación de 2010 constituye una esperanza de mejora, aunque aún será un año de transición". En una comparecencia en Fitur, Mesquida estableció una relación directa entre el crecimiento económico de los mercados emisores y el turismo en España. "Alemania registró en 2009 un retroceso del 5% del PIB, el peor dato desde la Segunda Guerra Mundial, mientras que Reino Unido ha regresado a niveles de 1955". recalcó.

Los recortes, sin embargo, se han producido en los diez mayores mercados emisores de España, todos ellos de la Unión Europea. Entre todos aglutinan al 84% del total de turistas españoles, lo que muestra los riesgos de la escasa diversificación en mercados emisores.

Aparte de Reino Unido y Alemania, la mayor caída se ha producido en Holanda, con un recorte de 400.000 visitantes respecto a 2008.

La comunidad más afectada por el desplome del turismo ha sido Cataluña, con un descenso superior a los 1,5 millones de turistas, seguida por Baleares y Canarias, con caídas por encima del millón de visitantes. En el otro lado se sitúa Madrid, la única región en la que la entrada de turistas creció el pasado año (un 6,1% en tasa interanual).