Critica la falta de autorregulación

González-Páramo aboga por endurecer la supervisión de la banca

El miembro del Comité Ejecutivo del Banco Central Europeo (BCE), José Manuel González-Páramo, defendió hoy la necesidad de una estrecha supervisión de las entidades financieras, ya que "se ha visto cómo una autorregulación ligera ha quedado muy expuesta en esta crisis".

Durante la presentación del Observatorio sobre la Reforma de los Mercados Financieros Europeos 2009, el miembro del Comité Ejecutivo del Banco Central Europeo (BCE), José Manuel González-Páramo, dijo estar de acuerdo con las conclusiones del informe, que identifica como principal riesgo la sobrerregulación y subraya las virtudes de la autorregulación de la industria financiera. Sin embargo, en su opinión, es necesaria una estrecha supervisión de la banca porque "hemos visto muy pocas iniciativas de autorregulación en esta crisis".

"Se ha visto cómo la ligera autorregulación financiera ha quedado muy expuesta en esta crisis", advirtió. "La transparencia ha quedado en entredicho", añadió.

Además, criticó que el sistema financiero sea "receptor de ayudas cuando le va mal, pero absolutamente propietario de sus resultados cuando le va bien".

En cuanto al crédito, González-Páramo cree que las entidades tienden a restringir el crédito en situaciones de dificultad, lo que tiene un "enorme impacto social y crea una seria espiral con consecuencias sobre el empleo".

Sobre el plan del presidente estadounidense, Barack Obama, encaminado a limitar el tamaño y las actividades de los bancos, González-Páramo no quiso hacer declaraciones y evitó comentar si se podría aplicar a Europa. No obstante, afirmó que "hay que minimizar el riesgo de las entidades sistémicamente importantes" y que es uno de los retos del futuro, aunque es difícil llevarlo a cabo por la existencia de un riesgo moral. "Se necesitan leyes de quiebra y regímenes de resolución para esto", concluyó.