Antonio Catalán. Presidente de AC Hotels

"Busco socios para intentar tener más hoteles"

Nacido en Corella (Navarra), este empresario fundó NH y, luego, AC, que ahora cumple diez años.

"Busco socios para intentar tener más hoteles"
"Busco socios para intentar tener más hoteles"

De 2009 dice que ha sido un año "dramático" para el sector, pero no quiere compararlo con 2008, en el que ya empezó el declive del negocio. Antonio Catatán, presidente de AC Hotels, afirma que uno de sus obsesiones es "buscar socios para intentar tener más hoteles". La cadena tiene 91 hoteles urbanos en España, Italia y Portugal.

¿Cómo les ha ido a sus hoteles en 2009?

Ha sido un año, no sólo para AC sino para todo el sector, dramático desde el punto de vista de resultados. Hemos hecho de Ebitda en 2009 32 millones, que es la mitad de 2007. Me salto 2008. El pasado ha sido un año complejo. La gran crisis en el segmento urbano empezó en septiembre de 2008, donde a partir de la quiebra de Lehman Brothers se para el mundo y las empresas dejan de viajar. De septiembre a mayo de 2009 fueron meses muy complicados, nadie viajaba, nadie se movía. Hemos ido consiguiendo ocupaciones por encima de 2007, pero en precio medio hemos bajado.

"Hay que ser imaginativos en todo. El ejecutivo ya no viene y se sienta a cenar a la carta"

¿Cómo ve 2010?

La vida sigue. Hay muchos proveedores nuestros que han caído y ahora en lugar de 50 trabajadores solo tienen 15 y fórmulas mucho más imaginativas. La gente tiene que seguir viajando y se tiene que seguir moviendo. Hay un colectivo que está mucho mejor que el año pasado, que son los que tienen trabajo. Aunque no les hayan subido el sueldo, ha bajado la gasolina, la ropa... Hemos tenido un sueño, ahora ya estamos en otro estadio y desde aquí es desde donde hay que arrancar.

AC está muy posicionada en el segmento urbano y es precisamente el que más ha sufrido en 2009.

No lo comparto. El segmento urbano permite pelearse en un campo de acción posible. En el segmento turístico depende de qué pase en Alemania e Inglaterra. En urbano hay más competencia pero hay un mercado que se puede pelear. Tenemos la situación financiera perfectamente atada. Estoy convencido de que 2006 y 2007 no volverán y que este país va a ser diferente, pero la gente se tiene que poner las pilas.

¿Cuántas aperturas prevén este año?

Abriremos seis hoteles. Pero este año puede haber movimientos. Hay que aprovechar las sinergias de la marca y creo que vamos a incorporar más hoteles en gestión con seguridad. Ahora hay que pelear el doble de lo que peleábamos antes y ser imaginativos en todo. Hay que mejorar el servicio como sea pero sin incrementar costes, en definitiva, estar mucho más encima del cliente. El ejecutivo ya no va al hotel y se sienta a cenar a la carta. No creo que esto pueda bajar más, los precios tienen que ir para arriba. No puede ser que estemos ya con precios más bajos que en Portugal. Hay una situación compleja porque hay muchas cadenas que están en manos indirectas de los bancos y lo que importa es que se desatasque ya de una vez el tema financiero, que caiga el que tenga que caer, se empiecen a dar créditos y se pueda circular de una forma ordenada.

¿Mantienen la deuda controlada?

Nuestro nivel de endeudamiento es aceptable, la cabecera no tiene prácticamente deuda, la tienen los hoteles. Financieramente nosotros tenemos la caja armada.

¿Se plantean alianzas como las de NH y Hesperia o NH y Husa?

La central de compras de NH y Husa es un chiste. Porque en un hotel hay cinco productos para comprar y todo el mundo sabe negociar el agua, la leche los demás productos son muy locales. Nosotros no pensamos en alianzas de este tipo, sólo en sacar la compañía adelante. Somos mucho más eficientes desde el punto de vista operativo. Es un momento de máxima dedicación comercial: cuando llegue el cliente no se te puede escapar. NH y Hesperia tienen un contrato de gestión, no es una fusión, no veo que haya alianzas estratégicas en este momento. Primero hay que posicionar las compañías donde tengan que estar. Confío en que 2010 va a ser mucho mejor que 2009 por una razón, porque todos nos hemos puesto las pilas. Hemos ajustado y mirado el último detalle. Hay que hacer hincapié en la parte comercial, yo no hago otra cosa que buscar socios para intentar tener más hoteles.

"Renegociar los alquileres ha sido duro"

La crisis ha empujado a casi todas las compañías hoteleras que tenían en su cartera edificios en alquiler a renegociar las rentas con los propietarios de los inmuebles. "Ha sido duro renegociar las rentas. Hay muchos propietarios que empezaron conmigo y es duro decirles que hay que bajar el alquiler, pero hemos crecido juntos y saben lo que está pasando. Hemos renegociado rentas con unos cuantos hoteles alquilados para pasar de contratos fijos a variables".

Una de las múltiples fórmulas que baraja es vender una participación de un hotel a un turoperador que pueda atraer clientes a todos los establecimientos de la cadena en esa ciudad. "¿Le vendería la mitad de un hotel a Viajes El Corte Inglés? Te diría que seguro", explica gráficamente. "Hay que estar mucho más imaginativo en cómo eres capaz de regatear. Este mercado ha sido siempre de demanda. Nosotros teníamos un producto homogéneo, con marca, no faltaba nada en los hoteles. Ahora hay que hacerlo así de bien y encima buscar acuerdos por aquí y por allá. Yo no hago otra cosa que tirar de teléfono todo el santo día".

Sobre el desembarco en otros países, AC Hotels se ha aliado con un grupo marroquí para construir un hotel participado conjuntamente. "No descartamos nada en este momento, cualquier cosa es posible. Ahora el orgullo en el bolsillo y toca hacer cosas inteligentes".