Nuevos productos del Barclays

Garantizados, líquidos y sin comisiones

Barclays lanza en España tres bonos estructurados que cotizan en Bolsa

Garantizan todo o parte del capital invertido, como podría hacerlo un fondo garantizado, pero con dos diferencias notables: no cobran comisión de gestión y son totalmente líquidos. Se les conoce en inglés como index linked notes, y Barclays acaba de lanzar tres en España que cotizarán en la Bolsa de Madrid y Barcelona.

El Bono Europa 5, el Bono Europa 3 y el Bono Memoria no tienen la forma jurídica de un fondo. Son bonos estructurados, pero funcionan igual que los fondos de renta variable con garantía. Es decir, aseguran todo o parte del capital, más una ganancia añadida según al evolución de los índices Euro Stoxx y S&P 500.

"No tienen comisión de gestión ni de distribución, que sí tienen en el primer caso los fondos garantizados y, en el segundo, los bonos estructurados", explica Nick Brewood, responsable de productos estructurados cotizados de Barclays. "Pero probablemente su mayor ventaja es que son totalmente líquidos porque cotizan en Bolsa".

Si un inversor quiere vender un bono estructurado, deberá buscar la contrapartida en el emisor del producto. En este caso, bastará con dar la orden a un bróker para que realice la operación en la Bolsa. La comisión a pagar será la de intermediación. Estos bonos cotizan en el segmento de Warrants, Certificados y Otros Productos de las Bolsas de Madrid y Barcelona. Renta 4 es el especialista encargado de proporcionar liquidez a estos activos.

La inversión mínima en estos bonos es de 1.000 euros. El Bono 5 Europa tiene un plazo de vencimiento de cinco años y garantiza un máximo del 140% y un mínimo del 100% del valor nominal del bono, según la evolución del índice Euro Stoxx. El Bono Europa 3 también está ligado al Euro Stoxx y asegura entre el 90% y el 130% del valor nominal, en tanto que el Bono Memoria ofrece durante cinco años cupones del 4,5% del valor nominal, siempre que el Euro Stoxx y el S&P 500 estén por encima de sus niveles iniciales. Además, garantiza el 100% del nominal del bono.

Al ser productos cotizados, el inversor puede vender el bono en cualquier momento antes del vencimiento, con el riesgo, eso sí, de que su precio sea inferior al del momento en que invirtió. La ventaja es que, al contrario que un fondo garantizado, la venta antes de vencimiento no lleva aparejada comisión de reembolso.

Son activos líquidos que garantizan todo o parte del capital invertido