Destaca que aumentarían las exportaciones

Conthe dice que una deflación sería parte de la solución para la crisis española

El ex presidente de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), Manuel Conthe, aseguró hoy que una deflación, "una devaluación real de los precios", sería parte de la solución para la crisis española.

El ex presidente de la CNMV, Manuel Conthe
El ex presidente de la CNMV, Manuel Conthe

Conthe, en una conferencia sobre las perspectivas económicas, organizada por CajaCanarias, señaló que una deflación, "una tragedia para los países más regulados económicamente, sería bueno para España en estos momentos.

"La deflación abarataría los precios a tus socios comerciales y eso aumentaría las exportaciones", subrayó. "España es un país que no tiene otro mecanismo de ajuste, por lo que sería muy bueno una bajada de los precios", reiteró Conthe.

El que fuera también vicepresidente del Banco Mundial afirmó que los lastres para la recuperación económica española son el desempleo, la elevada deuda privada, la debilidad de los bancos y el elevado déficit público, además de la falta de competitividad.

Sobre el elevado número de parados en España, Conthe dijo que el empleo es un factor que siempre va retrasado, "las empresas contratan cuando hay un cambio de coyuntura consolidado, cuando hay datos positivos durante varios trimestres, y ese no es el caso de España".

"El decrecimiento del empleo se producirá también en los países de la UE pero llegará a cifras que rondarán el 10%, mientras que en España será el doble", sostuvo Conthe.

Previsiones del FMI

El ex presidente de la CNMV indicó que seguramente la próxima semana el Fondo Monetario Internacional (FMI) vaticinará un crecimiento negativo para España en 2010 en un menos 0,6%, mientras que la economía alemana crecerá en este año alrededor de un 1,6%; la francesa, un 1,3% y la británica, un 1,2%.

"Alemania crecerá por el aumento del consumo privado provocado por la rebaja de impuestos por lo que recomiendo a los políticos españoles llevarse bien con Alemania", subrayó. "Debemos cuidar nuestra relación con Alemania, no sólo por ser la gran potencia de la UE sino porque financió nuestro crecimiento y es nuestro gran acreedor", agregó.

No obstante, Manuel Conthe señaló que una política de ajuste no debe caer sólo en los deudores y opinó que tanto Alemania, gran acreedor de Europa, como China, gran acreedor de Estados Unidos, deben estimular sus demandas internas para el bien general.

Para el ex presidente de la Comisión Nacional del Mercado de Valores la salida de España es orientar los recursos al sector exportador, "porque si crece el sector de las exportaciones, añadiría décimas a nuestro crecimiento".

Conthe opinó además que España no estaba preparada del todo para entrar en el euro, "por eso una deflación sería parte de nuestra solución".

Para mejorar la economía española, Conthe recomendó un importante recorte en el gasto público y una reforma del mercado laboral, "porque no es lógico que los coste laborales sigan subiendo en plena crisis económica".