Quiere elevar la partida de las becas

El Gobierno quiere elevar el coste de la matrícula a los alumnos repetidores

El Ministro de Educación, Ángel Gabilondo y el secretario general de Universidades, Màrius Rubiralta, presentaron hoy al Consejo de Universidades, integrado por todos los rectores del país, un documento de reflexión sobre la mejora de las políticas de financiación universitaria que propone, entre otras medidas, un nuevo sistema de becas que llegue a doblar el actual para el curso 2015-2016, al tiempo que se encarece la matrícula de los que suspendan asignaturas.

Según explicó Rubiralta, las propuestas presentadas tienen como principal objetivo "promover la excelencia académica e incrementar el impacto socioeconómico del sistema universitario español". El informe, abierto a la discusión, se integra en el marco de la Estrategia Universidad 2015 y deberá ser consensuado con las aportaciones de las Comunidades Autónomas y de la Administración General del Estado (AGE).

El texto se estructura en torno a seis ámbitos de posible mejora: las becas y ayudas al estudio, la equidad financiera entre las autonomías; la adaptación de infraestructuras universitarias al Espacio Europeo de Educación Superior (EEES); los recursos humanos en la carrera docente e investigadora; el desarrollo tecnológico y la eficiencia; y gestión de las universidades españolas.

En concreto, la propuesta se centra, dentro del nuevo sistema de ayudas para estudiantes de Grado, en impulsar las 'becas salario' no sólo aumentando anualmente su cuantía hasta llegar a los 6.500-7.000 euros en el Horizonte 2015 (hasta ahora 5.000 euros), sino además duplicando el número de prestaciones por este concepto mediante la actualización de los correspondientes umbrales. "Queremos ofrecer una dotación lo suficientemente elevada como para permitir a estos alumnos la dedicación total al estudio", aclaró el secretario general de Universidades.

Asimismo, el documento presentado ante los rectores sugiere incentivar las becas de movilidad temporal, como las 'Erasmus', incrementando su importe medio hasta alcanzar una dotación media por beneficiario de 5.000 euros. Por su parte, los estudiantes que decidan realizar un período de prácticas en una empresa extranjera contarán con una ayuda del Ministerio equivalente al 50% de la ayuda europea que reciban.

No obstante, el plan contempla una modificación de la política de precios públicos para los servicios docentes universitarios que se implantará progresivamente con la intención de que se complete su desarrollo en el curso 2015-2016. Así, el nuevo modelo pretende un aumento anual de entre el 10 y el 15% del coste para la segunda matrícula y de entre el 15 y el 30% para la tercera. Los aumentos no se producirán hasta el curso 2011-2012.

Redistribución de becas entre CC AA

Por otra parte, el Gobierno plantea la posibilidad de articular incentivos asociados al rendimiento académico, a fin de que los becarios que superen el cien por ciento de los créditos de los que se compone un curso completo se beneficien de un premio que se añadirá al importa de su propia beca. Del mismo modo, sugiere el establecimiento de un premio bianual para quienes alcancen una determinada nota media. En el caso de que el estudio se realice mediante un préstamo-renta también el rendimiento podrá transformar esta beca.

La necesidad de buscar el equilibrio en la redistribución de las becas entre las CC AA demanda el análisis de mecanismos de ajuste que den respuesta a las desigualdades existentes. Por ello, el informe propone el estudio de una fórmula que permita determinar los umbrales de renta aplicables a la asignación de las diferentes ayudas al estudio. "No obstante, se trata de un conjunto de reflexiones que deben dar lugar al debate y la discusión", matizó Rubiralta.