Seguridad Social

El IEF ve "inviable" rebajar las cotizaciones cinco puntos pero propone un recorte de dos

El director general del Instituto de la Empresa Familiar, Fernando Casado, consideró hoy "inviable" rebajar las cotizaciones empresariales a la Seguridad Social en cinco puntos, como propone la CEOE, si bien instó al Gobierno a ceder hasta una reducción de dos puntos, frente a los 1,5 puntos que ofreció a la patronal antes de que fracasara el diálogo social en verano.

En este sentido, Casado lamentó que el Ejecutivo destinara 8.000 millones de euros al Plan E y más de 6.000 millones a la reducción de 400 euros en el IRPF, en lugar de rebajar las cotizaciones de las empresas.

"Hubiera sido mejor acometer medidas estructurales con mayor eficacia a largo plazo para salir de la crisis y frenar la destrucción de empleo", indicó en la presentación de un informe sobre la RSE en las empresas familiares.

Aún así, y pese al déficit superior al 10% del PIB, Casado abogó por "compensar" la subida del IVA, que entrará en vigor en julio, con una reducción de los pagos a la Seguridad Social. "El Gobierno no ha actuado para potenciar el ámbito empresarial, pues las ayudas a la banca y la financiación de ICO no han cuajado", enfatizó el director del IEF, que auguró que la atonía crediticia de 2009 se mantendrá durante este año.

Abaratar el empleo

De cara al diálogo social que reanudan Gobierno y agentes sociales hoy, Casado instó a "afrontar" el abaratamiento del empleo y lo justificó para frenar la escalada del desempleo. Asimismo, eludió pronunciarse sobre la idoneidad de que Gerardo Díaz Ferrán permanezca al frente de la patronal pese a los problemas empresariales que sufre.

Por otro lado, el informe elaborado por el IEF constata que las empresas familiares están aprovechando la coyuntura económica para seguir creciendo, aunque apunta una pérdida de valores de este tipo de compañías. "El esfuerzo, la calidad, la austeridad y la transparencia están perdiendo peso en la empresas", alertan desde el IEF.

Reinversión de beneficios

Según el estudio, basado en encuestas a las 100 compañías que forman el IEF, el 45% de las empresas familiares reinvierten más del 80% de sus beneficios y un 74%, más del 70%.

En cuanto a un código ético, el 74% de las compañías consultadas aseguran que disponen de normas orientadas a regular la seguridad laboral, garantizar la igualdad, la calidad y la confidencialidad.

Sin embargo, las empresas familiares carecen de "suficiente" transparencia y comunicación, puesto que sólo un 33% publica memorias de responsabilidad social, frente al 66% de las generales, y que el director de estudios de IEF, Javier Quintana, achacó a que la mayoría de las familiares no cotizan en Bolsa.

Del estudio también se desprende que la empresa familiar "va claramente" por delante del resto de compañía, ya que el 82% cuenta con planes de carrera para sus directivos y el 55% para sus operarios, frente al 66% y 30%, de la demás empresas.

Así pues, el IEF urgió a recuperar los valores tradicionales de las empresas familiares, pese a ser más informales, para consolidar la recuperación económica y retomar la senda del crecimiento.