Hay 7.839 nuevas líneas

Las líneas de teléfono fijo abandonan su tendencia bajista en noviembre y alcanzan un máximo histórico en portabilidad

La banda ancha captó en noviembre 81.314 nuevas altas, lo que supone la cifra más alta registrada en 2009, y la telefonía fija alcanza por primera vez en el año cifras positivas en altas netas con 7.839 nuevas líneas, según los datos de la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT).

De esta forma, después de los "moderados" incrementos registrados entre los meses de febrero a julio con una media de 50.000 nuevas líneas, en noviembre la banda ancha alcanzó el mayor incremento anual y aproximándose a los 9,7 millones de líneas de banda ancha, con una penetración del 21%.

En concreto, en el segmento de líneas DSL se registraron 71.432 nuevas altas, mientras que en cable módem se sumó 9.882 nuevas altas. Estas cifras suponen en términos interanuales un porcentaje positivo del 7,8%, con un total de 9,68 millones de líneas.

Los operadores alternativos captaron el 71,6% de las nuevas líneas en los últimos tres meses (septiembre, octubre y noviembre), un 54% de las líneas para los operadores de DSL y el resto para los operadores de cable, mientras que el operador dominante, Telefónica, se hizo con el 28,4% restante.

Telefonía fija: por primera vez en positivo

La telefonía fija abandona la tendencia bajista y alcanza por primera vez en el año cifras positivas con 7.839 nuevas altas y un máximo histórico en portabilidad, con 138.541 números que cambiaron de compañía, un 36% más que el año anterior.

En concreto, en el negocio residencial se registraron 26.086 nuevas altas en el mes de noviembre, en contraste con el dato negativo de 18.247 líneas menos del segmento de negocio. A pesar de esta cifra positiva, la tasa de variación interanual del parque total registró un dato negativo de 411.592 líneas, un 2,2% respecto al mes de noviembre de 2008.

Por su parte, la telefonía móvil captó 153.477 nuevas altas en noviembre, alcanzando un total de 54,4 millones de líneas móviles, con un fuerte ritmo de crecimiento en el segmento de líneas asociadas a máquinas M2M que superó los 1,8 millones de líneas, un 24,5% más que en noviembre de 2008.

Por operadores, el cuarto operador de telefonía móvil en España, Yoigo, y los Operadores Móviles Virtuales (OMV) captaron el 63,2% de las nuevas altas netas durante los últimos tres meses. en concreto, Yoigo alcanzó el 27,72%, los OMV un 35,46% y Orange y Movistar se hacen con un 30,1% y un 24,9%, respectivamente, mientras que Vodafone pierde un 18,19%.

Vodafone pierde en móvil prepago

Un portavoz de Vodafone explicó a Europa Press que el resultado negativo en cuanto a altas netas de clientes en el trimestre (septiembre, octubre y noviembre) se debe que el criterio de contabilización de clientes de prepago que maneja la CMT difiere al de la compañía. En concreto, esta diferencia de criterio tuvo un "enorme impacto" en el mes de septiembre, lo que lastró los meses de octubre y noviembre.

El portavoz indicó que en el pasado ejercicio Vodafone centró gran parte de su esfuerzo en los servicios que "alientan" la sustitución de voz fija por móvil como 'Vodafone en tu casa', 'Oficina Vodafone', y la línea de voz móvil de 'Vodafone ADSL'. Estos servicios permiten a los clientes usar la red móvil de Vodafone en lugar de la red fija de otras operadoras.

En este sentido, la CMT ofrece cifras de portabilidad móvil y fijo por separado y contabiliza como línea fija los servicios que se apoyan sobre red móvil cuando los clientes conservan el número fijo. De esta forma, atendiendo a la portabilidad fija, Vodafone tuvo un saldo positivo, entre enero y noviembre, de 192.892 líneas. Asimismo, si se suma la portabilidad fija y móvil, el saldo en clientes de contrato -entre enero y noviembre- fue positivo con 259.000 nuevas línea.

No obstante, atendiendo al criterio de portabilidad móvil de la CMT, si bien el dato de clientes de contrato en este periodo fue positivo con 66.000 nuevas líneas, la portabilidad negativa se debió a los clientes de prepago donde Vodafone "no libró la batalla de la portabilidad".