Juan Carlos Delgado. Director general de Accor en España

"Los hoteles tardarán dos años en recuperar los precios"

Francés de padres españoles, es diplomado en Turismo, Hostelería y Restauración por el Liceo Hotelero de Niza. Comenzó su carrera en Accor como director adjunto de un hotel en Nantes en 1987 y acaba de ser nombrado director general de la compañía francesa en España

Accor es la primera cadena hotelera de Europa y la compañía extranjera con mayor presencia en España, con 68 establecimientos abiertos (2 Pullman, 13 Novotel, 2 Mercure, 39 Ibis, 6 Etap y 6 Formue1) y 32 más firmados para los próximos años. A nivel mundial, la compañía gala redujo un 8,2% sus ingresos entre enero y septiembre de 2009, hasta 5.258 millones de euros. En España, los hoteles económicos (Ibis, Etap y Formule1) han aguantado mejor la crisis, con una ocupación media hasta septiembre de 2009 del 57,2%, frente al 52,5% de sus marcas de cuatro y cinco estrellas.

Hasta 2009 había dos direcciones generales en España y ahora usted asume el mando único sobre todas las marcas. ¿Por qué?

España era una excepción en el panorama europeo, pues en el resto de países había una única dirección general. Aquí había dos para tener en cuenta los objetivos de desarrollo que tenía Accor en España, que eran diferentes a los de otros países. Había que desarrollar de una forma rápida las gamas económicas, sobre todo Ibis y Etap. Y nos ha ido muy bien porque en 2000 teníamos 10 hoteles y hoy 68. Hemos alcanzado el objetivo de 100 hoteles (sumando los 32 firmados) y ahora ya toca entrar en la organización clásica de los otros países.

"El objetivo inicial en España era llegar a 100 hoteles, pero la crisis genera nuevas oportunidades"

ACCOR 38,90 -1,74%

¿Cómo le ha ido a Accor en 2009?

Ya empezó la crisis a finales de 2008. 2009 es un año particularmente difícil para España, pues la tasa de paro es una de las más altas. Esto tiene un impacto muy fuerte en los resultados de los hoteles. Nosotros no estamos en el turismo de costa y tenemos una red de hoteles urbanos y un mix de clientes que es mitad negocios mitad turismo. El segmento que más se ha visto afectado es el de negocio. El turístico ha bajado un poquito en precio pero no tanto en volumen, porque nos aprovechamos de nuestros canales de venta internacional a España.

¿Qué marcas funcionan mejor?

En España claramente hay una resistencia de los hoteles económicos Ibis y Etap a la bajada del mercado. Puede que sea porque ya tenían precios atractivos y que ha habido trasvase de clientes desde los cuatro estrellas.

¿No tienen demasiadas marcas?

Creo que es más bien una fuerza. En 2006 redibujamos el mapa de nuestras marcas y añadimos algunas más. Básicamente lo que hicimos fue subir nuestra marca Sofitel a la gama alta. Las marcas económicas están perfectamente posicionadas. Creamos dos huecos nuevos, Pullman y All Seasons. Cuando nos comparamos con nuestros competidores, tienen muchas más marcas. Es necesario posicionar las marcas a su justo nivel. Un hotel de cuatro estrellas tiene que venderse a su precio y perseguir alcanzar a su cliente. Este porfolio de marcas es lo que hace a Accor fuerte en Europa. A nivel de resultados, tener varias marcas en varios segmentos equilibra mucho mejor el resultado y hace menos volátil las variaciones de actividad.

¿Qué prioridades tienen?

Seguimos apostando fuerte en España en el segmento económico, donde somos el líder (43%). Tenemos una segunda marca (Etap), a la que queremos dar más desarrollo. Seguimos pero con modos de gestión diferentes. En 2006 lanzamos la franquicia y es una apuesta que nos ha ido bastante bien. Hemos penetrado también en centro ciudad cuando normalmente estos hoteles estaban en los polígonos industriales. Esta línea de negocio la seguimos desarrollando porque es estratégica.

¿Piensan quedarse en esos 100 hoteles en España?

Nos habíamos fijado ese objetivo, pero ahora vemos que se están abriendo otros segmentos de mercado y la crisis está generando oportunidades. Este fue el caso del hotel Pullman de Barcelona. El edificio lo compró la aseguradora Axa y lo gestiona Accor.

¿Han tenido que ajustar mucho sus tarifas en 2009?

Hemos bajado precio medio, sobre todo en internet, para potenciar el volumen. En el momento peor de la crisis baja la ocupación y el precio medio. En la recuperación sube el volumen pero el precio medio tarda en elevarse. Primero vamos a recuperar volumen, pero los precios medios vamos a tardar al menos un par de años en recobrarlos. En 2010 no lo veo. Como tenemos varias marcas, no nos importa que un cliente pase de un hotel de cuatro a uno de tres porque también estamos en este segmento. No vamos a transformar nuestra estrategia comercial por un momento de dificultad, pero sí que ha habido ajustes.

"Si no confiáramos en España, no invertiríamos"

"Preocupados no es la palabra", dice Delgado cuando se le pregunta por cómo ve Accor la situación económica de España. "Deseamos que vuelva a dar señales de recuperación y de crecimiento. Si estuviéramos preocupados, habríamos cerrado el grifo de la inversión, como han hecho otras muchas empresas. Y no lo hemos hecho. Seguimos cerrando contratos, hemos invertido. Seguimos con nuestro plan de desarrollo de manera firme. Hemos vivido también años de crecimiento, ahora son de dificultad, pero pensamos que el país los va a superar", comenta el director general. "Tenemos la suerte de que somos un grupo internacional con una cartera de marcas y una presencia en países muy diversificada que permite absorber las dificultades".

Juan Carlos Delgado asegura que el mix de clientes (al 50% entre negocios y turismo) puede hacer que Accor se beneficie en España de la recuperación económica de otros países europeos. "Ahí sí que podemos tener ciertas esperanzas de recuperación" para 2010. Accor quiere potenciar la venta por internet, que ya supone el 28% en el segmento de hoteles económicos (su competidor británico en este segmento, Travelodge, comercializa por internet el 80% de sus habitaciones en Reino Unido) y el 10% en los cuatro y cinco estrellas. "Para el cuatro y cinco estrellas apostamos por la distribución intermediada, ya que las agencias potencian también las ventas del cliente español hacia nuestra red fuera de España", concluye. En todo el mundo, la cadena francesa cuenta con 4.00 hoteles en cien países.