Hasta que la demanda interna se recupere

Strauss-Kahn pide a los gobiernos el mantenimiento de los planes de estímulo

El director gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Dominique Strauss-Kahn, alertó hoy de que una recaída en la recesión económica será más difícil de superar y pidió a los gobiernos que mantengan sus políticas de estímulo.

El director gerente del Fondo Monetario Mundial (FMI), Dominique Strauss-Kahn
El director gerente del Fondo Monetario Mundial (FMI), Dominique Strauss-Kahn

Strauss-Kahn subrayó en una rueda de prensa en Tokio la importancia de encontrar una "estrategia de salida" viable para las medidas de estímulo económico y aseguró que éstas no deberían retirarse hasta que la demanda interna se recupere totalmente.

"Alargar las medidas puede suponer un desperdicio de recursos, mientras que retirarlas demasiado tarde puede significar una recaída en la recesión", aseguró el jefe del FMI. "Si volvemos a sufrir una nueva bajada del crecimiento entonces no sé qué podemos hacer en términos de política monetaria. Será muy, muy difícil recuperarse", aseveró.

Asimismo, Strauss-Kahn dijo que la prioridad para 2010 debe ser la lucha contra el desempleo, ya que en su opinión la crisis económica mundial no estará resuelta hasta que no se recupere el mercado laboral. El director del FMI recordó que altos niveles de desempleo, alrededor del 10% de Estados Unidos y Europa o el 5% de Japón, pueden desembocar en "tensiones sociales" y una amenaza contra la democracia.

Strauss-Kahn pidió a las economías emergentes y a las desarrolladas que mantengan el consenso alcanzado en las reuniones del G20 en Londres y Pittsburgh (EEUU) el pasado año, ya que "el consenso se puede desvanecer con la llegada del crecimiento". "Esta crisis ha sido la prueba de que no hay soluciones nacionales a problemas globales", añadió.

"Las economías emergentes lideran la salida de la crisis"

De igual manera, ha asegurado que las economías emergentes como China, Brasil y la India lideran la salida de la crisis global, pero que éstas deben reorientarse hacia un mayor consumo interno.

Los últimos datos del FMI adelantaron en octubre el fin de la recesión en 2010 y consolidaron a Asia como el motor de la recuperación de una economía mundial que crecerá un 3,1% este año, un dato que podría actualizarse al alza en la presentación a finales de este mes de un nuevo informe de Perspectivas del Fondo.

"Las fuentes del crecimiento de la próxima década serán los países emergentes, la economía verde y la tecnología", glosó Strauss-Kahn, quien matizó que, a pesar de todo, líderes tecnológicos como Japón o Estados Unidos no serán desplazados en esta transición.

Las cifras del informe Perspectivas para la Economía Mundial, que la institución con base en Washington presentará a finales de este mes, podrían mostrar una vuelta de China a ritmos de crecimiento anteriores a la crisis, en gran medida gracias a las medidas de estímulo y gasto público.