Productos

Hipotecas que se adelantan al alza de tipos

La Caixa lanza un interés fijo del 2,84% durante los primeros tres años

Ilustración de hipotecas
Ilustración de hipotecas

La caída en picado del euríbor en el último año ha dado sucesivas alegrías a los titulares de una hipoteca, que han disfrutado en la revisión de un significativo recorte de su cuota mensual. Pero las tornas prometen cambiar y el euríbor emprenderá en los próximos meses una ligera tendencia alcista, anticipo de las subidas de tipos que se esperan.

El precio del dinero dejará de estar en mínimos históricos en la zona euro y con su encarecimiento, llegarán también en los próximos años las revisiones de la cuota, en la que habrá que pagar más. Con el objetivo de blindar el precio de la hipoteca en un periodo que se prevé de tipos al alza, La Caixa lanzó esta semana una hipoteca con un interés fijo nominal del 2,84% TAE durante los primeros tres años, al cabo de los cuales se aplica un interés de euríbor más un diferencial de entre 50 y 115 puntos básicos, según el grado de vinculación del cliente con la entidad. El propio Servicio de Estudios de La Caixa prevé que el euríbor podría alcanzar el 1,6% a final de año, desde el 1,228% actual.

El producto está dirigido a captar nuevas hipotecas y también a la subrogación de clientes que procedan de otras entidades, especialmente aquellos que tengan un suelo en el tipo de interés de su crédito hipotecario y no se estén beneficiando de la intensa caída del euríbor. Según los últimos datos del Banco de España, las nuevas operaciones hipotecarias se están firmando a un interés del 2,7% TAE.

La nueva hipoteca de La Caixa requiere una nómina de al menos 2.500 euros al mes

La Caixa, que ha bautizado el producto como Hipoteca Rompesuelo, se compromete a asumir el coste de los gastos de subrogación, como el notario, la gestoría y la tasación. Aunque el producto sólo está disponible en tal caso para hipotecas firmadas antes del 31 de diciembre de 2005 y con un capital pendiente de al menos 50.000 euros.

Y el perfil de los titulares de esta hipoteca también debe ajustarse a determinados requisitos, en línea con el endurecimiento de las exigencias que impone la banca a la concesión de créditos después de la generosidad de los años del boom inmobiliario. El titular de esta hipoteca de La Caixa deberá contar con una nómina de un mínimo de 2.500 euros al mes -para una pareja el mínimo conjunto está en los 4.000 euros mensuales-. Y para disfrutar del menor diferencial posible al cabo de los tres primeros años, el cliente deberá tener domiciliada la nómina y otros tres recibos básicos, realizar con la tarjeta un mínimo de tres compras al trimestre y aportar a un plan de pensiones de la caja al menos 1.000 euros anuales, además de ofrecer un perfil sin riesgo. Todos estos requisitos deberán formalizarse en el momento de la firma del crédito.