"Caída histórica" en la producción

La industria textil perdió más de 20.000 empleos en 2009 por la crisis

La industria española de textil y confección sufrió en 2009 una "caída histórica" en sus niveles de producción, que se ha traducido en el cierre de instalaciones y en una importante repercusión en el empleo, con la pérdida de unos 20.100 puestos de trabajo en el conjunto del año, según estimaciones del Centro de Información Textil y de la Confección (Cityc).

Una dependienta dobla la ropa en una tienda.
Una dependienta dobla la ropa en una tienda.

El descenso de la producción, cercano al 18%, y del empleo supera a los registrados en 2005, cuando el sector sufrió las consecuencias de la liberalización de los intercambios textiles internacionales y de la irrupción de China en el mercado.

Según datos del balance inicial del año de Cityc, recogidos por Europa Press, el mercado español registró el pasado año una evolución muy negativa, con un retroceso en el gasto en vestuario del 6%.

El segmento de texil-hogar acusó en mayor medida la crisis por su relación con el mercado de la vivienda, en tanto que los textiles técnicos resultaron influenciados por la caída de sus sectores clientes, como la automoción, y de toda la industria en general.

Por su parte, la demanda exterior presentó una evolución menos negativa, según Cityc, que estima que las exportaciones se habrán reducido un 2%, aunque con un aumento del 5% en las prendas de vestir que no compensa el descenso de las manufacturas textiles (-14%).

El menor consumo y la caída de la actividad industrial propiciaron una reducción de las importaciones de cerca del 10%, con lo que el déficit comercial se recortó respecto a 2008 en más de 1.200 millones de euros.

A este entorno negativo, según el balance de este Centro, se suma la persistencia de las limitaciones de acceso al crédito que sufren las empresas, lo que "acentúa aún más las consecuencias de la crisis y pone en dificultades la supervivencia de algunas empresas". El sector también registró en 2009 un deterioro en los plazos de cobro y un aumento de las devoluciones e impagados.

Perspectivas inciertas para 2010

En sus perspectivas para 2010, Cityc considera que la demanda interior continuará en términos negativos durante la primera mitad del año y, aunque cree que el menor crecimiento del paro y la contención de la inflación y de los tipos de interés pueden propiciar una estabilización de la caída del consumo, no ve probable una recuperación del mismo antes de 2011.

En cuanto al mercado exterior, estima que las exportaciones podrían mejorar en la medida en que se consolide la situación económica europea y que las importaciones podrían volver a crecer, aunque ligeramente, si se estabiliza el consumo interior y la actividad industrial.

"Con estas bases, es previsible un nuevo retroceso en la actividad y en el empleo, aunque más moderado que en 2009", según este Centro, que, como confirmación de esta tendencia, apunta que los datos del segundo semestre de 2009 muestran una "contención relativa sobre el importante deterioro de la situación del sector en la primera mitad".