Misión de expertos

El FMI analiza con el Gobierno griego la elevada deuda del país

La misión de expertos del Fondo Monetario Internacional (FMI) que ha viajado a Grecia para asesorar al Gobierno sobre el endeudamiento del país, comienza hoy su labor con una reunión con el ministro de Finanzas, Giorgos Papaconstantinos, informaron a Efe fuentes gubernamentales.

La visita, que se realiza a petición griega, coincide con la celebración de los 100 primeros días de Gobierno del primer ministro, Giorgos Papandreu, marcados por la más dura crisis económica en Grecia en los últimos 50 años.

Los delegados del FMI se reunirán durante esta semana con varios ministros, con la cúpula del banco emisor griego y con diversos sectores económicos para asesorar sobre las medidas que permitan solventar la grave situación de déficit público y de endeudamiento del país.

Estas reuniones siguen a los celebradas la pasada semana por funcionarios de la Comisión Europea (CE) y del Banco Central Europeo (BCE) para contribuir a la elaboración del Plan de Estabilidad y Desarrollo que Grecia presentará en Bruselas a finales de mes.

Según publica hoy la prensa económica ateniense, el equipo del FMI no se implicará en el contenido de ese plan de recuperación presupuestaria. Igualmente, fuentes del FMI, citadas por los medios locales, informaron de que el organismo no se plantea otorgar crédito alguno a Grecia, un punto que ha sido corroborado por las autoridades griegas.

Según un portavoz del FMI, la visita tiene un carácter técnico para asesorar "sobre la reforma de pensiones, política y administración tributaria, y gestión del presupuesto". El pasado octubre, el nuevo Gobierno socialista estimó el déficit público en el 12,7% del PIB, el doble del declarado sólo un mes antes por el anterior Ejecutivo conservador. La deuda del país alcanza el 113%, equivalente a 300.000 millones de euros.

En diciembre, varias agencias internacionales reaccionaron ante esas cifras con una reducción de la calificación crediticia del país. El presidente permanente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, tras reunirse ayer con Papandreu en Atenas, instó a Grecia a adoptar medidas que consigan reducir el déficit público por debajo del 3% para 2012.