Para recuperar los fondos del rescate

EE UU estudia imponer un gravamen a la banca

El Gobierno de Estados Unidos estudia imponer un gravamen a los bancos para recuperar el dinero de los contribuyentes que usó para salvar a las instituciones financieras, según la versión digital del diario The Wall Street Journal.

La versión, publicada también en The New York Times y el diario Político y atribuida a funcionarios del Gobierno, señala que "la propuesta está bajo discusión y no se ha tomado una decisión final sobre la forma que tendría este gravamen".

El portavoz de la Casa Blanca, Robert Gibbs, no descartó esta posibilidad durante su rueda de prensa diaria, en la que señaló que ésta podría ser una forma de asegurarse de que los bancos devuelven todo el dinero que se les prestó durante la crisis.

Gibbs no quiso dar detalles sobre cómo podría funcionar ese impuesto y subrayó que la meta del presidente Barack Obama es asegurarse de que "el dinero que los contribuyentes pusieron para rescatar" al "sistema financiero es devuelto en su totalidad".

"Esta ha sido la posición del presidente. Creo que es al menos lo que se merecen los contribuyentes", enfatizó el portavoz, quien señaló que a finales de mes habrá más información.

Se espera que la propuesta esté incluida en el presupuesto para el período fiscal 2011 que el Gobierno de Barack Obama presentará el mes próximo al Congreso y "podría mostrarse como una manera de reducir el enorme déficit fiscal", indicó el diario The Wall Street Journal.

El Gobierno de Estados Unidos lanzó en octubre de 2008 un programa de socorro de 700.000 millones de dólares para bancos e instituciones financieras al borde del colapso debido a las pérdidas generadas por sus especulaciones durante la década anterior.

El presidente de la Reserva Federal, Ben Bernanke, y el secretario del Tesoro, Timothy Geithner -ambas figuras clave en el diseño del socorro financiero- han indicado que tales medidas fueron cruciales para impedir el colapso del sistema financiero global.

Los bancos que han empezado a recuperarse gracias a la ayuda gubernamental han tenido en el último año ganancias similares a las que precedieron a la crisis, y los bonos y compensaciones que pagarán a sus ejecutivos se aproximan o superan los distribuidos en 2007.

"La ira del público por los bonos, que muchos contrastan con el alto índice de desempleo, sigue siendo fuerte y el Congreso ha buscado una respuesta que aplaque esa furia en lugar de acentuarla", indicó The Wall Street Journal.

Algunos miembros del Congreso han sugerido la aplicación de impuestos a una amplia gama de transacciones financieras como una manera de que los contribuyentes se beneficien del resurgimiento de Wall Street.