En 2009 duplicaron las cifras del año anterior

El número de empresas en concurso de acreedores se mantendrá 2010

El número de empresas que entrarán en concurso de acreedores durante 2010 volverá a alcanzar el total de las casi 6.000 declaraciones de insolvencia registradas durante el año pasado, según las previsiones del Registro de Economistas Forenses (Refor).

"Existe unanimidad en que todavía no hemos salido de la crisis económica por lo que los concursos de acreedores se mantendrán este año", explicó hoy el presidente del Refor, Raimon Casanellas, en un encuentro con la prensa.

Casanellas recordó que el total de 5.860 declaraciones concursales registradas el año pasado "doblaron" todos los concursos registrados en 2008 y abogó por llevar a cabo una nueva reforma de la Ley Concursal. En 2009, los concursos de acreedores aumentaron un 104% respecto al ejercicio anterior, según datos recogidos en el Boletín Oficial del Estado (BOE).

El presidente del Refor explicó que, además de la continuación de la crisis, España mantendrá los elevados niveles concursales debido a que las empresas podrían utilizar esta herramienta judicial para salir de las situaciones de insolvencia, tal y como ocurre en países como Francia o Alemania donde existe una amplia cultura concursal.

En este sentido, Casanelles advirtió de que durante todo 2009 sólo ocho empresas españolas consiguieron acogerse a una propuesta anticipada de convenio con los acreedores para salir de su situación concursal. La reforma de la Ley Concursal aprobada el pasado mes de marzo introdujo el artículo 5.3 por el que se amplía hasta seis meses el plazo para negociar con los acreedores antes de presentar concurso de acreedores.

Simplificar el procedimiento concursal

Ante la futura reforma de la Ley Concursal, el Refor propone una simplificación del procedimiento concursal en varios aspectos como la reducción a entre tres y seis meses del plazo para cerrar la fase común, que va desde la declaración de concurso por el juez hasta la elaboración del informe concursal y la lista de acreedores definitivas.

En este sentido, el Refor defiende que los acreedores puedan comunicar sus créditos directamente a los administradores concursales y que éstos puedan subsanar los posibles errores en las cantidades a devolver sin necesidad de la intervención del juez.

Para facilitar la viabilidad empresarial, el Refor pide al Banco de España que elimine o reduzca la penalidad de la concesión de créditos a las sociedades concursadas. Asimismo, los economistas piden que se rectifique la Ley de Contratos del Estado para que dichas empresas puedan optar a los contratos y que se modifique la Ley General de Seguridad Social para que puedan seguir pagando después de declararse en concurso.

Por último, el Refor pide que se elimine la formulación de cuentas por parte de los administradores concursales dejando esta responsabilidad a los gestores de la sociedad. Estas propuestas se enviarán a la comisión formada por el Ministerio de Justicia que estudia actualmente el articulado de la futura Ley Concursal.