Nuevo préstamo

La Caixa lanza una hipoteca con un tipo fijo en los tres primeros años

La nueva Hipoteca Rompesuelo busca beneficiar tanto a clientes que ya tengan un préstamo hipotecario, como a personas que contraten nuevas hipotecas. La caja asume los gastos de subrogación para los clientes que procedan de otras entidades y cumplan unos requisitos mínimos.

La Caixa ha lanzado una nueva hipoteca, denominada Hipoteca Rompesuelo, que ofrece un tipo de interés fijo nominal del 2,84% (2,48% TAE) los tres primeros años de vida del préstamo. Este producto, recomendado tanto para nuevas operaciones como para clientes que ya tengan hipotecas de otras entidades, asume, en caso de subrogación, los gastos del notario, de gestoría y tasación para facilitar el cambio del préstamo, según informa la entidad.

La caja catalana, presidida por Isidro Fainé, presenta como principal ventaja en este nuevo producto que no establece ningún tipo de interés mínimo a lo largo de la vida del préstamo, que ofrece estabilidad en los pagos durante los tres primeros años ante la futura fluctuación de los tipos de interés y que, para los casos de subrogación, "la Caixa" asume esos gastos. Además, el diferencial de tipo de interés que se aplica en la hipoteca a partir del cuarto año mejora con la vinculación del cliente con la entidad.

Una vez transcurridos los tres primeros años de interés fijo, se aplicará un tipo de interés del euribor más un diferencial a partir de 0,5 puntos, dependiendo de la vinculación y el perfil del cliente, que deberá cumplir unos requisitos de ingresos mínimos para acceder a esta hipoteca. Asimismo, la hipoteca a subrogar debe ser un préstamo hipotecario de primera vivienda a interés variable con amortización constante con canon francés y constituido antes de finales de 2005.

"La estabilidad que ofrece la nueva Hipoteca Rompesuelo se produce en un momento en que el euribor subió en diciembre al 1,242%, tras 14 meses de descensos. A pesar de ese repunte, actualmente se encuentra en niveles históricamente bajos. En diciembre de 2008, hace prácticamente un año, se encontraba en el 3,45% y las previsiones de los expertos hablan de una tendencia al alza", explica la entidad. El Servicio de Estudios de la Caixa estima que a finales de 2010 el euríbor se podría situar en el 1,60%.