Rebaja de cotización a la Seguridad Social

Rajoy llevará al Congreso una bajada de impuestos y acusa a Zapatero de "resignarse" ante la crisis

El líder del PP, Mariano Rajoy, acusó hoy al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, de practicar la política de "la resignación" y de ser "poco valiente" a la hora de tomar decisiones para salir de la crisis económica. Y aprovechó para anunciar que el Grupo Popular presentará "pronto" en las Cortes una propuesta de reforma fiscal que incluya una rebaja de impuestos para los emprendedores y una bajada de dos puntos de la cotización de los empresarios a la Seguridad Social.

Rajoy hizo estas declaraciones durante la reunión de la Junta Directiva Nacional, máximo órgano del partido entre congresos, donde explicó algunas de las prioridades que, a su juicio, son necesarias para afrontar la crisis, como reducir el déficit y la deuda pública, reformar el mercado laboral o reestructurar el mercado financiero.

En primer lugar, hizo un balance de los negativos datos que ha arrojado la economía española en los últimos meses, "con casi cuatro millones de personas buscando trabajo" y "con niveles de afiliación a la Seguridad Social de hace cinco años". Destacó que España tiene el doble de tasa de paro de la Unión Europea e invitó a "reflexionar" sobre el hecho de que haya más de un millón de personas sin ingresos ni cobertura alguna.

A continuación, indicó que España sigue en crecimiento negativo, algo que, a su entender, evidencia "el engaño al que se sometió a españoles cuando se dijo que era el país mejor preparado para afrontar la crisis".

Avisó que el Ejecutivo va a enfocar el debate en el sentido de si España crece o baja una décima pero subrayó que el debate y "el riesgo real" en este momento es que la economía española se quede en "una situación anodina y estancada", sin crear empleo. En su opinión, no habrá recuperación hasta que no haya una etapa de crecimiento sostenible y estable y se cree empleo. "El termómetro de la recuperación está en la creación de empleo", recalcó.

"El Gobierno, como siempre, lo que hace es llegar tarde y vamos a ver si llega a algún sitio razonable. El Gobierno está practicando la política de la resignación y es muy poco valiente a la hora de tomar decisiones", enfatizó, para quejarse que este año sólo vayan a entrar en vigor medidas "equivocadas" como una subida de impuestos al ahorro y al consumo, o unos Presupuestos que incluyen una subida del 17 por ciento respecto al anterior.

Frente a esas medidas, apostó por contener el gasto público para bajar el déficit y la deuda, ya que, a su juicio, se está "hipotecando el futuro, dificultando el crédito a los sectores privados y poniendo en serio riesgo el Estado del Bienestar". Aseguró que ha ofrecido un pacto de estado a Zapatero en este aspecto y lamentó que el presidente, "por razones ideológicas", no haya aceptado la oferta.