La reducción no afectará a España

AB InBev, primera cervecera mundial, suprimirá el 10% de empleos en Europa

La principal cervecera del mundo, Anheuser-Busch InBev, planea suprimir el 10% de su mano de obra en Europa, una reducción que no afectará a España, ante la caída de las ventas de cerveza, ha explicado a Efe un portavoz de la compañía.

La medida significará despedir a 800 de los 8.000 empleos con que ahora cuenta AB InBev -fabricante de marcas como Stella Artois, Leffe o Jupiler- en todo el continente.

Detrás del recorte estaría la tendencia a la baja en las ventas de cerveza en Europa.

España e Italia no sufrirán los efectos de ese recorte global, que sí afectará de forma "marginal" a Francia.

Las peor paradas serán las plantas de la cervecera en Alemania, Reino Unido, Holanda, Luxemburgo y Bélgica (país en el que la compañía contaba hasta ahora con 2.700 trabajadores).

El anuncio de AB InBev, ayer, de que eliminará más de 200 puestos de trabajo de la factoría belga de Lovaina ha llevado a la huelga a los empleados de la fábrica, que han cortado el acceso hasta las instalaciones de la compañía e incluso retuvieron durante algunas horas, la pasada noche, a los directivos.

En total, en Bélgica, la belga-brasileña InBev, que en 2008 se hizo con la estadounidense Anheuser-Busch (AB) y creó el primer grupo mundial en el sector cervecero, suprimirá 263 empleos.

Según la empresa, el recorte es necesario ante la caída en el consumo de cerveza en Bélgica, que entre 2000 y 2008 pasó de 99 a 82 litros anuales por habitante.

Durante los nueve primeros meses de 2009, las ventas de AB-InBev cayeron un 1,9 por ciento.