Informe favorable

Citi alaba ahora la fortaleza de Santander y BBVA en Latinoamérica

Citigroup, uno de los pesos pesados de la banca estadounidense, publicó ayer un informe alabando las franquicias que Santander y BBVA tienen en Latinoamérica. Al comienzo de la crisis financiera, esta firma fue muy crítica con los grandes bancos españoles. El conjunto del sector afrontará vencimientos de deuda en 2010 por 83.350 millones.

La capacidad de Latinoamérica y de otros mercados emergentes para capear la crisis financiera mundial era una de las grandes incógnitas al comienzo de las turbulencias. Transcurridos ya dos años desde el inicio de la tormenta subprime, la región se ha revelado como un sólido baluarte para las multinacionales que tienen allí presencia.

Así lo reconocía ayer en un informe el gigante estadounidense Citigroup. La firma bancaria, que hace algo más de un año tuvo una importante disputa con Santander a raíz de uno de sus análisis, destacaba ayer al grupo presidido por Emilio Botín y a BBVA como dos de los bancos europeos mejor capitalizados y con mejores perspectivas de futuro gracias a la fortaleza de sus filiales en Brasil y México, respectivamente.

Respecto a este último país, donde BBVA controla el potente Bancomer, Citi recuerda que es el mercado bancario con mejor rentabilidad de Latinoamérica.

BBVA 4,78 1,02%
SANTANDER 2,67 1,14%

El propio informe comienza hablando de lo que han cambiado las perspectivas sobre la región: "a lo largo de 2009, muchos especialistas señalaron a los mercados emergentes como el talón de Aquiles de la banca europea", pero ahora estos países están reflejando mayores crecimientos de sus PIB y una sólida ortodoxia en el gasto público.

Santander y BBVA obtienen más del 40% de sus ingresos de sus franquicias en México y Sudamérica.

Aunque ya en octubre de 2009 los analistas de Citi reconocieron el potencial de crecimiento que Latinoamérica representaba para los grandes grupos financieros españoles, lo cierto es que a finales de 2008 la entidad estadounidense no confiaba tanto en la fortaleza de Santander y BBVA.

De hecho, en octubre de esa año se vio obligado a rectificar un informe donde criticaba la excesiva dependencia de ambas entidades respecto a la financiación del Banco Central Europeo (BCE).

La animadversión de varias firmas internacionales hacia las entidades españolas ha provocado ya la intervención de la patronal bancaria, quien pidió mayor rigor en los análisis realizados.

Un buen ejemplo de la situación es un informe realizado por también por Citi en septiembre de 2008, donde se aseguraba que el siguiente ejercicio desaparecerían los beneficios de la banca mediana española. Aunque todavía no se conocen los resultados definitivos de 2009, tan sólo hasta septiembre Popular, Banesto, Sabadell y Bankinter obtuvieron un beneficio conjunto de 1.878 millones de euros.

Vencimiento de deuda

Uno de los desafíos más importantes que deberán afrontar las entidades financieras españolas en el ejercicio que comienza es la avalancha de vencimientos de vencimientos de bonos y préstamos que se les avecina. Según los datos recopilados por la agencia Bloomberg, en 2010 los 25 mayores bancos y cajas españoles tendrán que devolver 83.530 millones de euros. En 2011 los compromisos serán de 71.840.

Esta abultada factura llegará en un año donde todas las entidades sufrirán por la caída de los ingresos y el incremento de las tasas de morosidad.

HSBC dibuja un panorama más complicado

El banco británico HSBC también hizo público ayer un informe sobre bancos españoles, pero su valoración es algo más crítica que la realizada por Citi (cuya publicación se refería a la presencia de bancos europeos en países emergentes). Mientras que este último daba un precio objetivo de 13,5 euros para Santander y de 16,5 euros para BBVA, el informe de HSBC se queda en 12,42 euros para Santander y 14,7 para BBVA.

Los analistas del banco británico recuerdan que durante los dos últimos años han estado ofreciendo unas perspectivas respecto a los dos gigantes españoles, mejores que otras firmas de inversión. No obstante, ahora han decidido reducir su previsión de precio objetivo por las provisiones por el deterioro de activos inmobiliarios que sufrirán en los próximos meses. Este factor, junto con una recuperación de las economías de Estados Unidos, México y Brasil más lenta de lo esperado, podría dañar la cuenta de resultados de ambas entidades.

Respecto a Popular, Sabadell y Bankinter, los expertos de HSBC subraya la amenaza que representa para ellos el estrechamiento de márgenes, un factor para el que estas tres entidades son "altamente sensibles". Según sus cálculos, una caída de 10 puntos básicos en el margen de interés (que refleja la diferencia entre lo que se paga por obtener dinero y lo que se cobra por prestarlo) tendrá un impacto superior al 10% en el beneficio neto.

Sus previsiones son que Popular registre una caída del beneficio en 2010 del 15%, Sabadell del 1% y Bankinter del 10%. Para el siguiente ejercicio, HSBC prevé que todos ellos tengan mejoras superiores al 20%.

Bankinter emite 900 millones

Bankinter realizó ayer una emisión de deuda sénior por un importe de 900 millones de euros, con un vencimiento a tres años. El precio de colocación ha sido de euríbor a tres meses más 95 puntos básicos. La demanda ha superado los 1.000 millones de euros, y más de 100 inversores han comprado los títulos de la entidad.

Santander y BBVA también han colocado deuda en esta primera semana de 2010. El primero El emitió el martes bonos por importe de 2.000 millones de euros, a euríbor a tres meses más 45 puntos básicos. Ese mismo día, BBVA emitió 2.000 millones en cédulas hipotecarias, con un plazo de vencimiento de siete años.