Según Financial Times

EADS podría abandonar el A400M si no hay acuerdo entre los países del programa

El presidente de EADS, Thomas Enders, podría estar planteándose abandonar el proyecto del A400M, cuyo ensamblaje final se realiza en Sevilla, ante la incertidumbre sobre el pago de unos 5.300 millones de euros adicionales a finales de este mes por parte de los siete países participantes, situando las posibilidades de llegar a un acuerdo favorable para ambas partes en "un 50%".

El A400M es el mayor avión de transporte militar europeo
El A400M es el mayor avión de transporte militar europeo

Según informó hoy la edición alemana del diario 'Financial Times', Enders habría afirmado que "ya no cree en una continuación favorable del programa", por lo que el consorcio europeo podría estar dando los primeros pasos ante un posible abandono.

Esta temprana cancelación del programa sería vista como "una estrategia de negocio", en la que para el mes de febrero unos 100 ingenieros que participaron en el programa del A400M podrían pasar a dedicarse al proyecto del nuevo modelo A350 para uso civil.

En este sentido, fuentes cercanas citadas por el diario indican que Enders "no está dispuesto a arriesgar el buen funcionamiento del departamento de aviación civil para apostar por el A400M".

Los costes adicionales del programa del A400M, que realizó con éxito el pasado 11 de diciembre su primer vuelo, podrían alcanzar los 7.500 millones de euros después de acumular tres años de retrasos, por lo que EADS reclama a los países implicados inyectar 5.300 millones de euros este mes.

Hasta el momento, se han registrado 184 pedidos de la moderna aeronave de transporte militar A400M, cuyo ensamblaje final se realiza en la planta de Airbus en Sevilla y desde donde se realizó con éxito el primer vuelo de prueba del aparato, cuya primera entrega está prevista para 2012.

El contrato vigente entre EADS y los siete Estados que participan del programa firmado en 2003, entre ellos España, incluye el pedido de 180 aviones para su entrega en 2009 a los países miembros de la cooperación europea en materia de armamento, denominada OCCAR, por 20.000 millones de euros.

Concretamente, 60 unidades para Alemania, 50 para Francia, 27 para España, 25 para Reino Unido, diez para Turquía, siete para Bélgica y una para Luxemburgo. Hasta ahora se han efectuado un total de 184 pedidos de A400M para estos siete países, cuatro de ellos para clientes de Malasia. Sudáfrica que se unió posteriormente, con un pedido de ocho aviones, se retiró del proyecto.

Alemania, Francia, España, Reino Unido, Turquía, Bélgica y Luxemburgo ya han aceptado renunciar a las indemnizaciones por los retrasos del programa.

Enders reconoció, después del primer vuelo, que la situación financiera del A400M "no funcionaba" y solicitó un "esfuerzo adicional" por parte de los países clientes que garantizara su continuidad, confiando en alcanzar un acuerdo sobre el coste adicional antes de que finalizara el año, que por el momento no se ha materializado.

Precisamente, el presidente de EADS, Louis Gallois, y el presidente de Airbus, Tom Enders, acudirán el próximo martes a Sevilla para analizar y presentar la estrategia empresarial que llevará a cabo el consorcio europeo en 2010, así como sus perspectivas de desarrollo.

Airbus, que hará públicos sus resultados anuales, podría confirmar un nuevo récord si se confirman las 498 entregas y los 300 pedidos, cifras desveladas ayer por el diario francés 'La Tribune'. En este marco, se prevé el desarrollo de una reunión de la alta dirección del consorcio aeronáutico.

Reino Unido, "comprometido" pero "no a cualquier precio"

El gobierno de Reino Unido ha recordado hoy que este país continúa "comprometido con el A400M", el avión de transporte militar de Airbus, aunque ha advertido de que este compromiso "no es a cualquier precio".

Una portavoz del Ministerio de Defensa británico ha recordado que, "por el momento, todo son especulaciones" aunque ha reiterado el "compromiso" de Reino Unido en el futuro de ese aparato y con el grupo fabricante europeo EADS.

"El Reino Unido continúa comprometido al A400M pero no a cualquier precio. Consideramos que las continuas negociaciones son la mejor manera para determinar un programa más fiable", declaró la mencionada portavoz.