A través de sus filiales

Suez Environnement se adjudica un contrato en China por importe de 34 millones

La compañía francesa Suez Environnement, a través de sus filiales Degrémont y Ondeo Industrial Solutions, ha suscrito un contrato por importe de 34 millones de euros con la empresa Chengda Engineering para la construcción de una planta de tratamiento de aguas usadas en la provincia china de Sichuan, informó la empresa.

Esta planta tratará a partir de 2012 las aguas procedentes de la refinería Petrochina, que producirá 800.000 toneladas de etileno al año a partir de 10 millones de toneladas de petróleo. La planta de tratamiento construida por Suez Environnement permitirá reciclar un tercio de las aguas usadas que se reutilizarán en el proceso de refino, con lo que se ahorrarán recursos hídricos de la región.

Suez Environnement opera en China desde hace 30 años a través de sus filiales Sino-French Holdings y Sino French Water Development (SFWD), Swire SITA Waste Services y Degrémont, especialistas en el tratamiento de aguas y de residuos a nivel mundial. En 2008, la compañía gala registró un volumen de negocios en China superior a los 750 millones de euros.