Uno de los pilares de su economía

La aeronáutica despega en Castilla-La Mancha

El sector aporta ya el 3,2% del valor añadido bruto de la región.

La industria aeronáutica se ha convertido en uno de los pilares de la economía de Castilla-La Mancha. Tanto, que la Junta lo considera como uno de los sectores estratégicos dentro del Pacto por la región que el Gobierno autonómico ha puesto en marcha para tratar de salir de la crisis. "Los proyectos de inversión de las empresas privadas y las iniciativas de las instituciones públicas dotan a la región de un fuerte potencial para los años futuros en este ámbito, en particular en los segmentos de aeroestructuras, materiales compuestos, fibra de carbono o aviónica", explica la vicepresidenta de la Junta y consejera de Economía y Hacienda, María Luisa Araújo, en declaraciones a CincoDías.

Según los últimos datos recogidos por Atecma, la extinta patronal del sector, Castilla-La Mancha fue la cuarta región de importancia para la industria aeroespacial (por detrás de Madrid, Andalucía y País Vasco), con un 2,5% de la facturación total en este negocio (que ascendió a los 5.577 millones) y un 3,6% del empleo. La Junta estima que mantiene más de 2.600 puestos de trabajo de forma directa y que el sector ya representa el 3,2% del valor añadido bruto de la Comunidad. "Pero nuestra región no es sólo un referente nacional sino, también, internacional: transforma el 10% mundial de fibra de carbono para la industria", apunta Araújo, en referencia a la planta de Airbus en Illescas (Toledo).

El llamado "el triángulo aeronáutico" de Illescas (Toledo), Almagro (Ciudad Real) y Albacete concentra la actividad del fabricante de aviones Airbus, la del de helicópteros Eurocopter y la industria de mantenimiento asociada. Las dos filiales de EADS han servido para atraer a otras empresas de relevancia en el negocio. Así, Aernnova, Hexcel Fibers o Delta Vigo se han instalado en Illescas e ITH (filial de la vasca ITP) lo ha hecho en Albacete. Este polo industrial ha servido también para dotar de mayor volumen de trabajo a compañías que ya estaban asentadas en la región, como Tecnobit, Composystem o Icsa.

Las expectativas de una demanda al alza en el mercado de aviones y helicópteros en los próximos 20 años ofrece grandes perspectivas de crecimiento para el sector. Esto se traduce en una serie de iniciativas impulsadas desde la Junta en colaboración con las empresas.

Así, el proyecto más inmediato es la ampliación de las instalaciones de Airbus en Illescas y la creación de un parque industrial y tecnológico especializado en tecnologías de fibra de carbono. La puesta en marcha de las nuevas instalaciones de Airbus supondrán unas inversiones de 570 millones de euros. Está previsto que esta ampliación, de más de 178.000 metros cuadrados, comience a funcionar en el segundo trimestre de 2010. En ella se va a fabricar el revestimiento del ala y la sección 19 del A-350, el nuevo avión de largo alcance de la filial de EADS. Aernnova también se incorpora al parque para participar en el desarrollo del A-350.

Asignaturas pendientes

Otro de los proyectos en marcha es el de reforzar el parque aeronáutico y logístico de Albacete con la incorporación de nuevas empresas tecnológicas y de servicios a los más de 800.000 metros cuadrados del complejo. Eurocopter e ITH han abierto la brecha, como también lo ha hecho la firma de logística LTK. El Gobierno de la región también quiere terminar de poner en marcha un cluster aeronáutico, en línea con los que ya están funcionando en Madrid, Andalucía (Aerópolis) y País Vasco (Hegan).

El sector también tiene algunas asignaturas pendientes. "La industria aeronáutica tiene un elevado componente tecnológico que implica la necesidad de fuertes inversiones en I+D de forma prolongada", advierte la vicepresidenta de la región. Un mayor esfuerzo en este ámbito y la mejora de la productividad de las empresas son dos de las necesidades más inmediatas para la industria en Castilla-La Mancha.

Industria en alza

Los datos clave del sector

La facturación consolidada alcanzada por el sector aeroespacial español en 2008 fue de 5.577 millones, un 26,1% más que en 2007.

El empleo generado por la industria en este ámbito fue de 36.160 puestos de trabajo, el 71% en el negocio de aeronaves y sistemas.

El gasto en I+D fue de 540 millones, es decir, el 9,7% de la facturación.

Castilla-La Mancha aportó el 2,5% de la facturación total del sector y concentró el 3,6% del empleo.