A partir del próximo 23 de enero

Ryanair cierra diez rutas en Italia para protestar contra la reglas de identificación en este país

La compañía aérea irlandesa Ryanair dejará de operar temporalmente en diez rutas domésticas italianas para protestar contra las reglas relativas a la identificación de los pasajeros impuestas por el Ente Nacional de Aviación Civil (Enac) de este país.

La suspensión de estas operaciones se iniciará a partir del próximo 23 de enero y afectará a los aeropuertos de Alguero, Bari, Bolonia, Bríndisi, Bérgamo, Pescara, Pisa y Roma (Ciampino).

Con esta iniciativa, la aerolínea irlandesa protesta contra las ordenanzas del Enac que "obligan a Ryanair a aceptar variadas y no seguras formas de identificación de los pasajeros que viajan en las rutas domésticas aunque estos documentos de identidad sean nada más y nada menos que licencias de pesca", denunció la compañía a través de un comunicado.

"Desde que Ryanair opera con el check-in online al 100% es obligatorio para la seguridad de todos los vuelos que todos los pasajeros acepten en el momento de la reserva presentar o el pasaporte o el DNI en la puerta de embarque", señala la nota.

"Estos procedimientos de seguridad siempre se han utilizado de modo satisfactorio durante muchos años en las mil rutas de Ryanair, ya sea en los vuelos domésticos como en los internacionales de toda la Unión Europea", agrega.

En respuesta, el ENAC acusó a la compañía irlandesa de ser la única "que pretende operar en el mercado doméstico sin respetar las leyes italianas" y anunció que enviará una carta de protesta formal por el comportamiento de Ryanair al ente de aviación civil irlandés.