No se ha ido más allá de la declaración política

Espinosa: Las reuniones están en un momento muy complicado

Las negociaciones de la cumbre del clima atravesaron hoy uno de los momentos "de mayor dificultad", debido a la posición de China y, en menor medida, de Brasil, según fuentes de la delegación española.

Sin acuerdo en Copenhague
Sin acuerdo en Copenhague

La ministra española de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino, Elena Espinosa, dijo a la prensa que, no obstante, la UE ha decidido quedarse para salvar el acuerdo, a propuesta de algunos líderes como el presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero.

La ministra aseguró que Zapatero es uno de los 120 líderes mundiales presentes en la cumbre "que está diciendo que no nos podemos levantar de aquí sin que haya un acuerdo y está insistiendo en que nadie regrese a su país hasta cerrarlo".

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, abandonó la mesa de negociaciones, aunque sigue en la cumbre y, según Espinosa, "tiene a sus primeros espadas" en las conversaciones.

China continúa enrocada en su postura de no permitir que sus emisiones de gases de efecto invernadero sean verificadas por un organismo internacional, uno de los principales escollos para llegar al acuerdo.

En cuanto a Brasil, la ministra señaló que recientemente se incorporaron a la mesa de negociación dos especialistas de ese país que "esperamos que nos ayuden a salvar las dificultades".

A pesar de los obstáculos, Espinosa subrayó que se siguen "haciendo todos los esfuerzos y trabajado" en aspectos como la mitigación, la adaptación, la transferencia de tecnología y la financiación.

España, por su parte, colabora intensamente con países africanos y de Latinoamérica, con los que mantiene una buena relación, "para que nos echen una mano en este proceso" y tratar de "darle la vuelta a esta situación complicada".

Espinosa aseguró que en estos momentos "se están cuestionando hasta las cifras" del último documento que está encima de la mesa e "incluso se está pidiendo que se retiren determinadas cantidades", que no precisó.

Sobre si el acuerdo que pueda salir de esta cumbre va a tener carácter vinculante, la ministra señaló que aún no se ha entrado en ese aspecto.

Antes de que se complicara la situación, "el escenario que teníamos esta mañana era finalizar el texto, que, aunque con dificultades, iba bastante bien" para que tuviera carácter vinculante, explicó Espinosa, quien incidió en que no se ha podido avanzar más allá de la declaración política.