Gran operación en EE UU

Exxon compra la gasística XTO Energy por 28.00O millones

La petrolera de EE UU se hace con una gran operadora de una fuente de energía con menos emisiones

El adormilado mundo de las fusiones y adquisiciones registró ayer una gran operación en EE UU que tiene la mirada puesta en un futuro medioambientalmente algo más respetuoso. Exxon, la gran petrolera estadounidense, anunció ayer la compra de la compañía gasística XTO Energy, la mayor productora de gas del país, en una transacción hecha con intercambio de acciones y que está valorada en 41.000 millones de dólares (28.000 de euros). Unos 10.000 millones de esta cantidad total es deuda que asume la petrolera. El precio refleja una prima del 25% sobre la cotización de XTO el pasado viernes.

La compra es la mayor hecha por Exxon desde que en 1999 adquirió Mobile y el objetivo es diversificar una empresa muy dependiente del negocio petrolero de cara a una era en la que las emisiones estarán mucho más controladas que en el pasado. El gas natural emite menos gases de efecto invernadero que el petróleo y el carbón.

XTO tiene unas reservas de 1,27 billones de metros cúbicos gas que complementan los activos que tiene Exxon en EE UU, Canadá, Alemania, Polonia, Hungría y Argentina.

Pat Tillerson, presidente de Exxon, dijo ayer que el acuerdo es una buena noticia para la economía estadounidense, "la seguridad energética y aumentará las oportunidades para la inversión y la creación de puestos de trabajo en el sector de energía limpia".

Los analistas de Exxon creen que la demanda de energía crecerá un 30% en las próximas dos décadas y se cuenta con que el uso del gas natural se incrementará más rápidamente que el del crudo y de hecho sustituya al carbón como segunda fuente de energía, incluso en un país como EE UU, conocido como "la Arabia Saudí del carbón". Se espera que otras petroleras tomen nota de esta estrategia.