No se esperan cambios en los tipos

La Fed inicia la última reunión del año sobre política monetaria de EE UU

La Reserva Federal inicia hoy una reunión de dos días de la que no se esperan cambios en los tipos de interés, pero sí alguna señal de cuando se retirarán las medidas extraordinarias que puso en marcha contra la crisis.

El Comité de Mercado Abierto de la Reserva, que hace un año puso los tipos de interés de referencia en EE UU en menos del 0,25%, divulgará su decisión mañana, miércoles.

En su última reunión regular del año, los miembros del Comité analizarán los indicadores que apuntan a una reactivación económica desde la mitad del año, así como los últimos datos sobre la inflación que se darán a conocer mañana.

El Departamento de Trabajo, que hoy informó de un aumento del 1,8% en el índice de precios de productor (IPP), impulsado por la subida de precios de la energía en noviembre, informará mañana sobre el índice de precios de consumo (IPC) en noviembre.

El aumento del IPP en noviembre superó unas ocho décimas los cálculos de los analistas quienes creen que el IPC subió el mes pasado un 0,4%.

El principal dato negativo -la persistencia de un elevado índice de desempleo- se suma a los argumentos para que se mantenga entre el 0 y el 0,25% la tasa de interés interbancario de corto plazo.

La mayoría de los analistas cree que la Reserva continuará por varios meses con su política monetaria expansiva, pero los mercados de futuros esperan que el banco central empezará a drenar hacia mediados de 2010 las reservas que inyectó en la economía cuando los mercados de crédito se atascaron en 2007 y 2008.

Desde el comienzo de la recesión hace dos años la Reserva Federal ha aportado más de un billón de dólares a los mercados mediante garantías, compra de bonos del Tesoro, respaldo a pagarés comerciales y otros instrumentos varios.

De hecho, la Reserva Federal ya lleva meses recortando su intervención: los préstamos de emergencia a corto plazo para los bancos han caído de más de 100.000 millones de dólares el año pasado a unos 19.000 millones de dólares a comienzos de este mes.

Las adquisiciones de préstamos empresariales de corto plazo en el mercado de pagarés por parte de la Reserva han disminuido de 350.000 millones de dólares en enero a unos 15.000 millones de dólares en diciembre.

Los préstamos a instituciones financieras extranjeras por medio de bancos centrales de otros países han bajado de más de 500.000 millones de dólares hace un año a 17.000 millones de dólares.

Asimismo varios programas, como los préstamos a bancos financieros y en préstamos de pagarés comerciales, expiran en febrero, y en marzo terminará otro programa que inyectó dinero en el mercado de préstamos para el consumo.