Desencuentros en la dirección

Las diferencias en torno a la estrategia de Easyjet fuerzan la renovación de la cúpula

Las diferencias entre los directivos de la compañía y el principal accionista de Easyjet, la familia Stelios, están detrás de la salida en cascada de directivos de la aerolínea que se ha producido en el último año, según piensan los analistas. Cinco de los ocho máximos ejecutivos de Easyjet han abandonado la compañía en los últimos 12 meses, el último de ellos lo anunció ayer. Andy Harrison, consejero delegado, se marchará el próximo mes de junio. "No es difícil ver la campaña de Stelios en contra de la expansión como una de las causas", explicó ayer a Reuters un analista de Astair Securities.

En los últimos meses se han manifestado las diferencias entre Stelios Haji-Iannou, cuya familia tiene el 38% de la compañía, y Andy Harrison, de quien había criticado que estaba realizando demasiados pedidos de aviones en un momento de descenso de la demanda. La aerolínea de bajo coste tiene pedidos para recibir 109 Airbus en los próximos tres años y tendrá que asumir fuertes penalizaciones si los cancela.

La aerolínea cuenta con una flota de 166 aviones en 385 rutas y 106 aeropuertos de 27 países. Easyjet ha transportado 44 millones de pasajeros en los últimos 12 meses.

Easyjet anunció ayer también que el vicepresidente Michael Rake asumirá la presidencia de la compañía a partir del 1 de enero de 2010 en sustitución de David Michaels, que ocupa el puesto ahora de forma interina. æpermil;ste había sustituido a Collin Chandler, que abandonó el cargo en abril. Así pues, Harrison, Chandler, el director financiero y otros dos ejecutivos son los cinco directivos que han abandonado la compañía en los últimos meses.

Easyjet presentó resultados del ejercicio completo el 17 de noviembre, con un incremento de ingresos del 12,9%, hasta 2.856 millones de euros. Los beneficios disminuyeron el 64,5%, hasta 46,8 millones de euros. Easyjet perdió ayer en Bolsa el 4,51%, hasta 359,9 peniques por título.

En España, la aerolínea británica opera en 16 aeropuertos, desde los que opera solamente vuelos internacionales.