Borrador del segundo real decreto

Industria remite con urgencia a la CNE el decreto para titulizar la deuda eléctrica

El Ministerio de Industria ha remitido a la Comisión Nacional de la Energía (CNE) para su tramitación urgente el borrador del segundo real decreto sobre la titulización del déficit de tarifa del sector eléctrico, con detalles sobre la operación, valorada en unos 10.000 millones de euros.

Fuentes del departamento dirigido por Miguel Sebastián indicaron que el borrador se ha enviado al regulador "con el empeño de sacarlo lo antes posible", pero no especificaron si la titulización podrá completarse antes de que acabe el año.

La colocación entre entidades bancarias del déficit de tarifa (diferencia entre los costes de la generación eléctrica y los ingresos regulados) se convertirá en una de las operaciones de titulización más importantes de Europa de los últimos años.

A mediados de octubre, Industria adjudicó a Titulización de Activos (entidad participada por siete cajas de ahorros y Bear Stearns) la gestión del fondo de titulización del déficit eléctrico, diseñado para que las eléctricas puedan colocar en el mercado esta deuda.

TDA organizará las emisiones de deuda avaladas por el Estado por valor de hasta 10.000 millones de déficit, una deuda que soportan las cuentas de las compañías eléctricas y que en total, tanto titulizado como pendiente de titulizar, roza los 20.000 millones.

Según informó el viernes Industria, la normativa remitida a la CNE fija el precio y las condiciones de cesión al fondo de titulización de los derechos de cobro pasados y futuros establecidos en el decreto ley aprobado el pasado mes de mayo para poner fin al déficit de tarifa. El fondo cubrirá la financiación de los déficits no titulizados entre 2001 y 2012.

Asimismo, se determinan los flujos de pago de los derechos de cobro cedidos y establece las bases del procedimiento competitivo por el que se emitirán los instrumentos financieros del fondo de titulización. Además, regula las competencias de la comisión interministerial que velará por el correcto funcionamiento de la sociedad gestora.