Bolsa de Nueva York

El dato de paro de noviembre permite a Wall Street cerrar con ganancias semanales

Las dudas generadas por el sector servicios ayer han dado paso al optimismo en la última sesión de esta semana. Los alcistas se ha apoderado del parqué tras conocer que la tasa de desempleo ha bajado al 10% en noviembre, la menor destrucción de empleo en dos años, especialmente al inicio de la sesión. El Dow Jones subió un 0,21% y cerró la semana con subidas del 0,77%

El Dow Jones ha llegado a superar la cota de los 10.500 puntos en los primeros minutos de negociación gracias a los datos del paro, que han disparado los principales mercados mundiales. Posteriormente, los inversores han sido más cautos y las subidas se han ido moderando. Estados Unidos ha registrado en noviembre una pérdida de sólo 11.000 puestos de trabajo, el mejor dato mensual de los últimos años.

Así, el Dow subió un 0,22%, hasta las 10.388 unidades, el S&P 500 sumó un 0,55%, y se situó en los 1.104 puntos, un alza semanal del 1,33%, y el tecnológico Nasdaq escaló un 0,62%, hasta las 2.187 unidades y una importante subida acumulada en la semana del 2,61%.

Los inversores han aplaudido que la tasa de paro se haya reducido al 10% de forma inesperada y se han lanzado a las compras, ya que los datos de empleo de noviembre han estado muy por encima de las expectativas.

DOW JONES 33.861,17 -0,34%

La destrucción de empleo en noviembre ha estado muy por debajo de los 130.000 despidos que se esperaban y supone el mejor registro desde diciembre de 2007. De esta forma, la tasa de desempleo ha cerrado el mes en el 10%, desde el 10,2% de octubre.

Aún así, el presidente de EE UU, Barack Obama, afirmó hoy que el frenazo del paro durante el pasado mes de noviembre, cuando se destruyeron 11.000 empleos frente a los más de 100.000 despidos previstos, es un buen dato, pero admitió que "aún no es suficiente".

Obama, que inició hoy una gira sobre el empleo por diferentes localidades estadounidenses para conocer de primera mano las preocupaciones de la clase media, advirtió de que todavía hay que mantener la prudencia, puesto que "falta camino por recorrer".

"Demasiados estadounidenses han sentido el golpe bajo del despido", dijo Obama. "Ocho millones de estadounidenses han perdido sus empleos. Cada uno de nosotros conoce a alguien que se ha visto barrido por esta tormenta", añadió.

Junto al buen dato del paro, hoy también se ha conocido un buena noticia en el plano macro, el Departamento de Comercio ha hecho públicos los datos de pedidos a fábrica, que han crecido un 0,6% en octubre. Unas cifras mejores de lo esperado por los expertos, que preveían que los pedidos a fábrica se mantuvieran sin variaciones en octubre. Por contra, los pedidos de bienes duraderos han caído un 0,6%, lo que implica su segundo descenso en tres meses.

Entre las compañías han destacado las financieras Bank of America, que subió un 2,73% tras vender acciones por 19.300 millones de dólares en la mayor operación de este tipo desde 2000, con lo que prevé financiar la devolución de las ayudas públicas que recibió, Citigroup que se elevó más de un 1% tras dar los primeros pasos para reintegrar estas ayudas y American Express, que ganó un 1,11%, ante la posibilidad de que una mejora en el empleo reactive el consumo.

Sin embargo, han sido los valores tecnológicos quienes han liderado las subidas. Intel (+2,97%), HP (+1,72%), Cisco Systems (+1,38%) y Microsoft (+0,5), mientras que otras compañías no han conseguido conservar los avances del inicio de la jornada, como Apple (-1,61%) ó IBM (-0,24%).

Lideró los retrocesos, con grandes pérdidas, la química Dupont, que cedió un 7,12%, después de anunciar problemas en el desarrollo de la semilla de maíz Optimum GAT que retrasarán su lanzamiento en Estados Unidos, previsto para 2010.

Le siguieron Alcoa (-2,11%), la petrolera Exxon (-1,03%) o Pfizer (-0,97%), pero a gran distancia.