Reunión con el Banco de España

Caja Duero y Caja España pedirán 600 millones al FROB

El proceso de fusión de Caja Duero y Caja España supondrá que se solicite a los responsables del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) entre 550 y 600 millones de euros para realizar la unión de las dos cajas de Castilla y León, informaron hoy fuentes financieras.

Los directores generales de Caja Duero y Caja España, Lucas Hernández e Ignacio Lagartos, respectivamente, mantuvieron hoy en Madrid una reunión con representantes del Banco de España y la consultora KPMG, que les entregó el borrador del informe para la fusión que ha realizado después de "re-hacerlo" una vez que Caja Burgos abandonó el proceso de fusión.

En la reunión se han abordado datos de la fusión, como cierres de oficinas y despidos, incluidos en el nuevo plan de negocio, asuntos sobre los que los consejeros delegados no se pronunciaron tras participar en el encuentro, si bien destacaron que se avanza correctamente en el proceso y se mantiene el calendario previsto.

Según este calendario, la nueva caja, fruto de la unión, estará operando en abril. Esta previsto que los consejos de administración de las entidades aprueben el inicio del proyecto definitivo de fusión este diciembre, mientras que los consejos cerrarían los aspectos legales y mercantiles en otra reuniones que se realizarán en febrero.

Por su parte, las Asambleas Generales de las entidades celebrarán reuniones a final de año en las que se tratará el asunto, si bien el visto bueno definitivo a la fusión lo realizarán en marzo, lo que permitirá que la entidad fruto de la fusión esté operando a principios de abril.

Las cajas implicadas en el proceso y la consultora mantendrán el próximo miércoles una reunión en Valladolid con representantes de la Junta de Castilla y León para tratar el proyecto de fusión, informaron fuentes financieras.

Además, el Consejo de Administración de Caja Duero estudiará el próximo jueves, 10 de diciembre, el borrador del informe de fusión con Caja España.

La reunión de hoy en el Banco de España ha sido técnica y enmarcada en las que se han mantenido esta semana entre los equipos técnicos de las cajas y la consultora para limar algunos aspectos que serán incluidos en el informe consensuado.

Este informe se culminará en unos diez días y que se presentará ante el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), al que "se solicitarán entre 550 y 600 millones de euros", agregaron las fuentes financieras consultadas.

Cuando eran tres las cajas participes en la fusión, el informe que hizo KPMG calculaba que la unión originaría que se cerrasen 303 oficinas, lo que eliminaría 1.400 puestos de trabajo, así como pedir unos 740 millones de euros al FROB.

La pasada semana, desde la sección sindical de la Confederación de Sindicatos Independientes de Cajas de Ahorro (CSICA) en Caja España, se aseguraba que la fusión llevará consigo el cierre de unas 200 oficinas y una reducción de cerca de 1.000 puestos de trabajo, cifras que -según fuentes financieras- están "muy cerca" de lo que incluirá el plan de negocio.