Bolsa de Nueva York

El sector servicios vuelve a instalar la decepción en Wall Street

Los inversores han vuelto al terreno de la incertidumbre por segunda jornada consecutiva. Los negativos datos del sector servicios volvieron a sembrar de escepticismo la posibilidad de una pronta y verdadera recuperación económica. Ni la optimista comparecencia de Bernanke, ni las noticias de Bank of America, que pretende devolver los fondos públicos que recibió para afrontar la crisis financiera, alentaron al Dow Jones , que cedió un 0, 83%.

La sesión de hoy jueves ha cerrado finalmente con caídas considerables. Pese al descenso en las peticiones por desempleo, las buenas previsiones de crecimiento que ayer apuntaba la Fed y que hoy ha recalcado Bernanke, y el impulso inicial de Bank of America, el Dow Jones cedió un 0,83% hasta los 10.366 puntos, el S&P 500 se dejó un 0,84%, y se situó en las 1.099 unidades y el tecnológico Nasdaq perdió un 0,54%, hasta los 2.173 puntos.

En su Libro Beige, la Reserva Federal revisó ayer al alza su previsión de crecimiento de la economía de EE UU, situándolo en un rango de entre el 2,5% y el 3,5% para 2010. A pesar de ello, y del descenso en las solicitudes de subsidios por desempleo de la última semana, los inversores han visto socavado su posible ánimo alcista por el mal dato del sector servicios en una sesión que ha sido muy voluble.

En este sentido, el presidente de la Reserva Federal, Ben Bernanke, quien defendía hoy ante el Senado de los Estados Unidos su reelección al frente de la institución, remarcó que las consecuencias de la crisis económicas podrían haber sido peores sin la "decidida actuación" de diferentes organismos financieros e instituciones, entre ellos la Reserval Federal estadounidense.

DOW JONES 26.202,73 0,93%

Según Bernanke, aunque todavía la mayoría de los indicadores sugieren que los mercados financieros se están estabilizando y la economía esta "emergiendo de la recesión", su tarea "no está completa", unas palabras que intentaron aportaron optimismo entre los alcistas, pero que no consiguieron frenar los números rojos.

"La Reserva Federal mantiene su compromiso con su misión de ayudar a recuperar la prosperidad y estimular la creación de empleo al mismo tiempo que preserva la estabilidad de precios. Si soy confirmado en el puesto, trabajaré al máximo de mis capacidades en el logro de dichos objetivos", aseveró.

Datos macro

En cuanto a los datos macroeconómicos, hoy los inversores han estado muy atentos al ISM no manufacturero, el verdadero talón de aquiles del parqué toda la jornada, que bajó en noviembre a 48,7 puntos frente a los 50,6 del mes anterior. El dato es peor de lo esperado por los analistas, que preveían que el índice subiera a 51,5 puntos.

Este indicador baja por segundo mes consecutivo, y ha sido el gran lastre para los inversores, que han visto como el ISM de servicios se instalaba por debajo de la cota de referencia de los 50 puntos, lo que según los expertos indica una contracción de la actividad. De este modo, los bajistas han tomado el mando en el parqué.

En lo referente al mercado laboral, una de las principales rémoras para la recuperación económica, mañana se conocerá la tasa de paro mensual de EEUU, un dato fundamental para el devenir de la Bolsa y los mercados.

La demanda semanal de subsidio por desempleo descendió la semana pasada en 5.000 peticiones y se situaron en 457.000, -bastante por encima de las expectativas, pues los analistas esperaban una cifra de 480.000 solicitudes-. La cifra de nuevos desempleados es la menor que se registra en el país en el último año, desde septiembre de 2008, según ha informado el Departamento de Trabajo.

"Las peticiones se han contagiado de una tendencia constante a la baja", comentaron los economistas Michael Feroli y Abiel Reinhart de JPMorgan Chase en Nueva York. "La disminución sostenida es un signo de crecimiento razonablemente fuerte", añadieron en un comunicado.

Asimismo, hoy se ha conocido el dato de productividad, que subió un 8,1% en el tercer trimestre, pero por debajo de lo previsto. La productividad de los trabajadores en EE UU aumentó a una tasa anualizada del 8,1%, en ese tercer trimestre, un período durante el cual siguió bajando el coste de la mano de obra, tal y como ha informado el Departamento de Trabajo.

El gobierno había calculado preliminarmente que la productividad entre julio y septiembre había subido a una tasa anualizada del 9,5%. Los analistas esperaban un crecimiento al 8,5%.

Datos micro

En el plano empresarial, las acciones de Bank of America (0,58%) fueron de las que más se revalorizaron en el Dow, después de anunciar el día anterior, con el mercado ya cerrado, que pretende devolver los 45.000 millones de dólares de fondos públicos que recibió para afrontar la crisis financiera.

También se revalorizaban los títulos de General Electric (0,12%), tras cerrar un acuerdo con la operadora de cable Comcast mediante el que ésta adquirirá una participación mayoritaria en su filial NBC Universal, al tiempo que el grupo industrial mantendrá el 49%.

El acuerdo da a Comcast el control de NBC Universal y la transforma en uno de los mayores proveedores de películas y programas de televisión del mundo. El pacto, que se ha estado gestando durante casi nueve meses, se produce después de que la compañía francesa de medios y telecomunicaciones Vivendi acordara la venta de su participación de 20% en NBC Universal a GE por 5.800 millones de dólares.

Las empresas del Dow que registraron mayores avances fueron Intel, que ganó un 1,06%, AT&T, que subió un 0,77%, Johnson&Johnson 80,66%), Microsoft (0,64%), o IBM, que avanzó el 0,47%.

La jornada resultó menos favorable para American Express (-5,24%), Travelers (-2,18%), Alcoa (-2,64%) y Home Depot (-1,52%), con los descensos más notables en el Dow.

Por último, el barril de petróleo de Texas bajó un 0,2%, y cerró a 76,46 dólares, encadenando así dos días consecutivos de descensos.