Accionista mayoritario de la española Endesa

Enel invertirá 5.000 millones de euros en Latinoamérica en cinco años

El consejero delegado de la eléctrica italiana Enel, Fulvio Conti, anunció hoy en Milán una inversión de 5.000 millones de euros en Latinoamérica por parte de su compañía a repartir en los próximos cinco años.

Conti hizo este anuncio a su llegada a la IV Conferencia Italia-América Latina y Caribe que se celebra hasta mañana en Milán (norte italiano), en cuyo plenario el responsable de Enel abordó este miércoles la destacada presencia que su compañía, accionista mayoritario de la española Endesa, tiene en Latinoamérica.

"Invertiremos 5.000 millones de euros en los próximos cinco años en América Latina", dijo escuetamente el consejero delegado de la eléctrica.

Ya en su discurso durante la primera sesión de debate del Congreso, que abordó las políticas económicas y sociales de Latinoamérica ante la crisis, el responsable de Enel hizo un análisis más detallado de la situación en la que se encuentra su compañía con respecto a la región.

ENDESA 23,68 -0,29%

"Con la compra de Endesa, Enel ha centrado un importante objetivo suyo: convertirse en una empresa multinacional con una presencia que se distancia de la Europa oriental hacia Suramérica", incidió Conti.

"Servimos a la región 12,4 millones de clientes, el 20% de los del grupo. Trabajan con nosotros (en Latinoamérica) unas 13.000 personas de los 82.000 empleados que tenemos en el mundo",

añadió.

Según el consejero delegado de Enel, Latinoamérica es uno de los principales mercados del mundo y una de las regiones del planeta "que han reaccionado mejor en la situación actual de crisis económica", algo, dijo, que no es casual, porque estos países han reducido su deuda, reconstruido sus reservas monetarias y saneado sus cuentas públicas.

A pesar de ello, Conti reconoció que aún deben mejorarse las infraestructuras de la región para evitar los riesgos que se plantean para el suministro de energía eléctrica ante los posibles problemas de suministro de combustible.

"El objetivo de Enel es el de ser cada vez más líder en la región. Trabajaremos para ofrecer el mejor servicio eléctrico de la región. Promoveremos un desarrollo energético limpio y sostenible.

Consolidaremos aún relaciones transparentes con los gestores y seguiremos colaborando con las comunidades, desde el punto de vista cultural, social y económico", dijo el italiano.

Por ello, la eléctrica se ha planteado cuatro objetivos en Latinoamérica: poner a distribución de los países de la región "nuestra robusta plataforma empresarial"; concretar fuertes inversiones para el desarrollo; promover la innovación y producción de nuevas tecnologías en el campo energético, y mantener su

compromiso social.

"Para poder realizar nuestra estrategia con éxito y alcanzar objetivos comunes es importante instaurar una fuerte colaboración con los Gobiernos de los países latinoamericanos", indicó el consejero delegado de Enel.

En este sentido, Conti pidió un "cuadro de reglas claro y mercados eficientes" para llevar a cabo los planes de un grupo que, a través de Enel Green Power y Endesa (de la que controla un (92,06%), opera en diez países de Latinoamérica.