CincoRed

Los contenidos digitales se ofrecen como motor de la economía

Gobierno y empresas coinciden en Ficod en que sin el binomio ocio-cultura y TIC no habrá crecimiento.

Si en la edición de 2008 del Foro Internacional de Contenidos Digitales (Ficod) los actores del sector quisieron mostrarse como una industria, en el evento de 2009, y una vez alcanzado ese objetivo, han querido presentar su candidatura para convertirse en una alternativa de motor de crecimiento de la economía y compensar los retrocesos de otros sectores.

El ministro de Industria, Miguel Sebastián, defendió los contenidos digitales como claves para el nuevo modelo económico "que queremos construir", y recordó que en 2008 esta industria movió 4.982 millones de euros, un 15,8% más que en el año anterior. Una cifra similar al volumen de negocio de la industria aeronáutica española y que supone casi la tercera parte de la facturación global del sector de contenidos en España, que ascendió a 15.858 millones.

Sebastián Muriel, director general de Red.es, indicó que la tendencia de crecimiento se va a mantener en 2009 "porque la transición hacia lo digital es un avance inexorable", afirmó.

El titular de Industria, que apuntó que ya siete de cada 10 ciudadanos españoles consumen contenidos digitales, recordó lo diverso que es este sector, que va de los portales a la publicidad online pasando por el software, la música, el cine, los libros o los videojuegos. Y destacó la película española Planet 51, que será estrenada hoy en EE UU y que puede ser uno de los largometrajes más vistos del año. "Este es un claro ejemplo de innovación y del potencial español" en este mercado. La película, creada por Ilión Studios, ha absorbido una inversión superior a 50 millones de euros.

La ministra de Cultura, Ángeles González-Sinde, defendió el papel estelar del idioma español "como el activo más importante del sector al ser la tercera lengua más hablada del mundo sólo por detrás del inglés y el mandarín". Una posición que compartió con Ana Gómez, miembro de la administración Obama y representante de EE UU, que en esta edición de Ficod fue el país invitado. Gómez defendió a ultranza las inversiones en tecnologías de la información y la comunicación "como claves para construir una economía fuerte y mantener el ritmo de crecimiento". La responsable estadounidense, que recordó que su Gobierno ha impulsado un plan de inversiones de 7.000 millones de dólares para extender la banda ancha, defendió el acceso de los consumidores a la formación y el entretenimiento a través de esta vía.

Mercedes Elvira del Palacio, subsecretaria del Ministerio de Cultura, reforzó la tesis de que "no es posible imaginar un cambio de modelo económico sin que las industrias culturales y del ocio jueguen un papel esencial" con algunos datos relevantes: esta industria supone el 5% del PIB mundial y entre el 3% y el 5%, según distintas estimaciones, en el caso español. El sector, además, da en España casi 600.000 empleos, "casi todos de alta cualificación", y el 20% de ellos son autónomos, "lo que da idea de la flexibilidad del sector para adaptarse a las distintas coyunturas económicas".

La patronal tecnológica Asimelec también demostró que confía en el binomio TIC-contenidos al anunciar la creación de la Plataforma Tecnológica Española de Contenidos Digitales para el Ocio y la Cultura, que cuenta con una ayuda de Industria de 96.500 euros. Según explicó Martín Pérez, presidente de Asimelec, se trata de un foro donde entidades públicas y privadas, desarrollarán proyectos conjuntos. "Realizará labores de prospección tecnológica, favorecerá la participación de las empresas en consorcios nacionales e internacionales y proporcionará visibilidad a lo que se está haciendo en España en contenidos digitales", añadió José Pérez, director general de la patronal. La presidencia de la nueva plataforma ha recaído en Lavinia y la vicepresidencia en SDAE, según se anunció en Ficod.

Pese a esta apuesta por situar a esta industria en el eje de la economía, que fue defendida por todos los participantes, algunas voces, como la de José Neri, director general de SDAE, sonaron algo pesimistas. Este experto advirtió que "aquí falta innovar, innovar e innovar". "Hay que dejar de investigar y desarrollar y poner todo lo que sabemos en la red". Según explicó, en los vendedores legales de contenidos digitales sólo se encuentra el 2% del repertorio español. "No tenemos las grabaciones de nuestros artistas en las redes de manera legal. Tenemos que conseguir que nuestra cultura esté en la red y eso exige un trabajo inmenso y en España no se está invirtiendo en esto", criticó. Neri reivindicó la creación de ese "gran catálogo" para estar en "ese negocio que se avecina". "Centremos el tiro en lo principal, porque el resto vendrá por añadidura", sentenció.

Otro tema complejo es el que apuntó Antonio Guisasola, presidente de Promusicae: "Para que se pueda desarrollar esta industria refiriéndose a la música online es necesario que el Gobierno establezca un marco regulatorio razonable, que acabe con la descarga ilegal". Parece que este asunto, sin embargo, puede resolver es cuestión de días. Y es que la comisión interministerial creada para tratar este tema debe presentar sus conclusiones antes del 10 de diciembre para ser elevado al Consejo de Ministros antes del 31 de diciembre. En este sentido, González-Sinde aclaró en Ficod que se está trabajando "en un modelo español, donde el objetivo es aumentar la oferta legal, donde no se criminalizará al ciudadano y sólo se perseguirá a aquellos que se aprovechen del trabajo de otros".

Con todo, tal y como explicó el actor Kevin Spacey, esta época "excitante" asusta a la industria, "pero hay que abrazar la oportunidad" que brinda. La realidad es tozuda y "la audiencia está cambiando. Los chavales crecen viendo más contenidos en el PC que en la televisión o en el cine". Spacey pidió a todos los que estén inmersos en esta reconversión de los contenidos y el entretenimiento que "nunca estén en un piso tan alto como para que no oigan lo que piden los jóvenes".

Las cifras

5% es el peso de la industria de los contenidos digitales en el conjunto del PIB mundial. En España supone entre el 3% y el 5%.

4.982 millones han sido invertidos en la película Planet 51, considerada por Miguel Sebastián como un ejemplo de la industria.

50 millones movió el sector de los contenidos digitales en España en 2008.

El creador de Atari: "Erré al no comprar un tercio de Apple por 50.000 dólares"

Nolan Bushnell, fundador de Atari, considerado uno de los grandes gurús de la industria de los videojuegos, aprovechó su presencia en Madrid para recordar una de sus grandes lamentaciones. "Steve Jobs y Steve Wozniak trabajaban para mí en Atari. Aprendieron mucho sobre el procesador 6502 y fue el paso para formar su propia compañía informática. Me ofrecieron comprar un tercio de Apple por 50.000 dólares en los años setenta y no lo aproveché", dijo el directivo, quien comentó que a lo largo de su vida ha puesto en marcha más de 20 empresas. "Es muy divertido lanzar un proyecto, luego venderlo y después empezar otro", dijo.

Bushnell apostó por los llamados bienes virtuales (artículos que se compran en un entorno digital) como uno de los productos con mayor potencial de crecimiento y puso el ejemplo de los vídeojuegos. El creador de la histórica Atari recordó que juegos como Tetris han generado unos ingresos de 1.700 millones de dólares. "El mundo de los juegos es un negocio global y un factor clave que puede tener utilidades para otras áreas como la educación y tratar de evitar el alto índice de abandono escolar, o la formación para el trabajo en actividades como la agricultura o la ganadería", señaló.

El experto destacó el crecimiento de los juegos en los móviles "que no van a ser sólo para hablar", o los juegos para redes sociales. También pronosticó una mejora de las tecnologías para el reconocimiento de gestos ya utilizadas en consolas como la Wii, y añadió que serán usadas para el control de electrodomésticos como la televisión, donde no será necesario el mando a distancia.

Bushnell reconoció haberse equivocado en la evolución de tecnologías como la robótica al señalar que "pensaba que habría robots hace 10 años que nos iban a servir el café", si bien destacó la importancia de la formación en la robótica. Por el contrario, apostó por el futuro de tecnologías como la realidad aumentada (dispositivos como el móvil que proporcionan información sobre los lugares en los que está el usuario) o los bioimplantes y puso ejemplos como las lentes de contacto que proyectarán imágenes en la retina. "Habrá muchas dentro de ocho años", comentó. También citó los implantes de dispositivos en la lengua para poder enviar mensajes de texto.

El experto también tuvo palabras para la industria del ocio en España al asegurar que "puede ser la capital de los videojuegos en idioma español".

Igualmente, el actor Kevin Spacey, figura de la inauguración de Ficod, se refirió al gran valor de la cultura española. Pero la estrella de Hollywood, que está produciendo una película sobre la creación de Facebook, quiso dejar claro que la industria del cine se enfrenta a una fuerte transformación a causa de la introducción de la tecnología digital. "Los puristas decían que el cine sólo se podía ver en las salas, pero las cosas cambian y hay muchos jóvenes que les gusta ver las películas en el ordenador o en el móvil", dijo Spacey, quien recordó el éxito de tiendas online como iTunes o Netflix.

El actor destacó la influencia cada vez más fuerte que las redes sociales tienen en la industria del cine. En este sentido, Spacey señaló que ahora cualquier espectador puede ir a sitios como Twitter o Facebook y decir si una película es buena o mala. "La web 2.0 ha tenido un gran efecto sobre la industria", dijo.

Las ofertas "legales" suman fuerza para para acabar con la piratería en internet

Portales que suman ofertas "legales" de contenidos digitales han sido protagonistas de este Ficod. El más importante, sin duda, el avanzado por la ministra de Cultura, que aunque no servirá para comprar en él contenidos, sí enlazará con prácticamente todos los sitios donde sí puede hacerse: Filmotech, Pixbox, PortalLatino y un largo etcétera. El portal, que estará gestionado por la Coalición de Creadores e Industrias de Contenidos, contará con financiación pública y privada y estará listo para mediados de 2010.

Esta plataforma también dará enlace a un nuevo portal presentado por Promusicae en este foro: elportaldelamusica.es. Este sitio, que se ha financiado con más de 700.000 euros de Industria, ayudará igualmente a los internautas a localizar sitios con contenidos de pago o gratuitos, pero "legales", en Spotify, Youtube, Nokia Music, Yes.fm, Rockola.fm y otros. Las palabras de Mia Nygren, de Universal Music Spain, dejaron claro qué pretenden estas iniciativas: "Ya no nos vale la excusa de que no hay alternativa legal y que por eso se piratea".

También Aldo Olcese apuntó que es falso que los contenidos de estos sitios sean y vayan a ser caros. "Lo eran cuando se pirateaba el 98% y se pagaba sólo por el 2%; cuando sea al revés, cualquier economista sabe hacer números y ver que eso cambiará". Olcese señaló que el modelo español, el anunciado por González-Sinde, es "más democrático que el de otros países porque exonera al consumidor de la piratería, pero seremos implacables con quienes se lucran con ello".

Cedro también anunció en Ficod una plataforma virtual, conlicencia.com, que da acceso legal a millones de copias de obras de todo el mundo.

Las 'telecos' y los creadores, condenados a entenderse, se resisten a firmar un pacto

Las operadoras de telecomunicaciones y los creadores de contenidos dejaron claro en Ficod que ambas industrias están condenadas a entenderse. Las dos saben bien el enorme negocio que hay, y sobre todo que habrá, con la venta de contenidos digitales por internet. Pese a ello, la Coalición de Creadores e Industrias de Contenidos y Redtel (asociación que reúne a Telefónica, Vodafone, Orange y Ono) se resisten a firmar un pacto, que llevan más de un año discutiendo, para combatir las descargas ilegales.

Puestos ya de acuerdo en que sea el Gobierno quien regule las descargas en la red -alejando así la polémica petición de una autorregulación- y en la necesidad de impulsar una oferta legal y atractiva como la vía de lucha contra la piratería, parece que el escollo está en lo que planteó Maite Arcos, directora general de Redtel, quien pidió eliminar barreras e ineficiencias "en la parte de los propietarios de los derechos" que dificultan y encarecen el que haya tal oferta. Aseguró que "las operadoras ven cómo la demanda de contenidos de ocio se desplaza hacia internet, y que éstos son el motor de las nuevas inversiones en redes superrápidas que supondrán un desembolso de entre 60.000 y 80.000 millones", pero reclamó que haya una vigilancia en la fijación de precios, "que no los establezcan de forma unilateral los titulares de los derechos, porque esto no facilita la creación de nuevos modelos de negocio". Arcos pidió, además, interoperabilidad entre los distintos DRM y la creación de una ventanilla única de derechos "para no tener que firmar 11 contratos distintos".

Aldo Olcese, presidente de la Coalición, dijo que ellos están trabajando por alcanzar el pacto, pero admitió que es difícil porque cuando "estampemos nuestra firma estaremos creando un estándar mundial, ya que todos representamos a multinacionales y el acuerdo afecta a internet, que es global, y eso produce vértigo".