Congreso de Banca Europea

Trichet dice a la banca que las inyecciones de liquidez pueden crear "adicción" y "dependencia"

El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Jean Claude Trichet, advirtió hoy a la banca de que las medidas extraordinarias de liquidez aplicadas para hacer frente a la crisis pueden generar "dependencia" e incluso "adicción", por lo que resulta adecuado la aplicación de la retirada de las mismas de manera gradual.

"Los tratamientos de emergencia y las medicinas fuertes son a veces necesarias, pero si su uso es prolongado, pueden conducir a dependencia o incluso a adicción, subrayó durante su participación en el Congreso Europeo Bancario de Fráncfort, celebrado hoy.

"Eventualmente, la administración de analgésicos debe ser finalizada si los pacientes se levantan con su propio pie", destacó el banquero, comparando las medidas extraordinarias con el tratamiento a la 'enfermedad' de la crisis.

"Hemos introducido medidas extraordinarias bajo circunstancias excepcionales", recordó el banquero francés, quien reiteró que estas medidas deben ser retiradas cuando la situación se normalice.

Trichet reiteró que en estos momentos, la recuperación ha hecho que todas las medidas emitidas no son necesarias en la misma medida que en el pasado, por lo que el BCE se asegurará en el futuro de que sean retiradas de manera oportuna y progresiva y de que la liquidez proporcionada se absorba "con el fin de contrarrestar eficazmente cualquier amenaza a la estabilidad de precios a medio y largo plazo".

Es pronto para dar por terminada la crisis

Sobre el estado de la economía en general, Trichet reiteró que es demasiado pronto para dar por finalizada la crisis, aunque los recientes acontecimiento económicos han tenido un carácter "benigno".

No obstante, recordó que detrás de parte de esta mejora subyace un "significativo volumen de apoyo oficial", refiriéndose a los programas de estímulo aplicados tanto por el BCE como por parte de los gobiernos en particular.