Ayuda pública

Holanda inyecta 4.400 millones en ABN-Amro para que se fusione con la filial de Fortis

El Gobierno holandés anunció hoy una nueva inyección de 4.400 millones de euros en el banco ABN-Amro para que pueda cumplir el proyecto de fusionarse con la filial holandesa de Fortis.

El ministro de Finanzas holandés, Wouter Bos, explicó hoy en una carta al Parlamento que 3.000 millones de euros de la ayuda estatal son en efectivo y los otros 1.400 millones de euros provienen del fondo de préstamos estatales que se invierten en acciones.

La inyección de capital anunciada hoy complementa la de 2.500 millones de euros de junio pasado y supone la cuarta vez que el Estado holandés coloca capital en el banco, que desde finales de 2008 es de propiedad pública.

A causa de la desintegración del entonces grupo belga-holandés Fortis, Holanda se hizo cargo en 2008 de las división neerlandesa de la entidad y de su parte en la entidad holandesa ABN-Amro, que había comprado conjuntamente con el Banco de Santander y con el Royal Bank of Scotland.

FORTIS N.V. 35,36 0,54%

El Estado holandés pagó por esos activos un total de 16.800 millones de euros, tras lo cual inyectó 6.500 millones en ABN-Amro. Una vez que la fusión esté completada, se espera que Fortis desaparezca como marca comercial en Holanda para integrarse en la estructura de ABN-Amro.

Bos calificó la nueva inyección de capital de "necesaria y razonable" para que la entidad resultante de la fusión cumpla con los requisitos de capital exigidos por el Banco Central de Holanda.