Crisis económica

El Círculo de Empresarios critíca al Gobierno por no abordar reformas necesarias

El presidente del Círculo de Empresarios, Claudio Boada, criticó hoy al Ejecutivo por no dar los pasos necesarios para abordar las reformas estructurales que España necesita y subrayó que de la crisis "no nos sacarán ni los sindicatos ni el Gobierno, sino los empresarios y las empresas".

Así se expresó Boada en la presentación del Anuario 2009 sobre Internacionalización de la Empresa Española elaborado por el Círculo de Empresarios y Wharton School, en la que incidió en que el Gobierno no aporta ninguna medida para sentar las bases que permitan la recuperación económica.

Además, se preguntó por qué no hay un pacto entre los grandes partidos para abordar la crisis y por qué no se hace nada para reducir el paro, en lugar de "subsidiarlo".

Boada mostró su satisfacción porque por fin se empieza a imitar lo que hacen otros países europeos, como es el caso del denominado "contrato alemán", si bien subrayó que para ello ha tenido que pasar "demasiado tiempo". En esta línea, abogó por bajar impuestos y no por subirlos, con el objetivo de crear más puestos de trabajo.

Asimismo, señaló que los mercados siguen vivos y que las empresas deben luchar por mantener y crear nuevos vínculos. El presidente del Círculo aseguró que, si bien la recuperación de España va con retraso, cuanto mayor grado de internacionalización tengan las empresas, mayores serán las posibilidades de recuperación.

El Anuario, que refleja la actividad de 2008, constata una fuerte caída de las operaciones de las empresas españolas en el exterior y un descenso del 35% en las fusiones y adquisiciones respecto a 2007, disminución que se observa en la primera mitad de 2009, en la que se ha registrado una reducción del 76% en términos interanuales.

Además, destaca que si en 2007 la economía española fue inversora neta por casi 51.000 millones de euros, en 2008 esta cifra quedó reducida a 8.040 millones. Las inversiones españolas directas en participaciones en sociedades extranjeras se elevaron en 2008 a 52.783 millones, lo que supuso un descenso del 48% respecto a 2007.

España desciende de la séptima a la novena posición como inversor directo mundial, con Estados Unidos, Reino Unido y Alemania en las tres primeras posiciones.