Laboral

Air Comet ultima la financiación para pagar salarios y evitar otra huelga

Air Comet confía en obtener en breve fuentes de financiación que le permitan atender los pagos pendientes con la plantilla y lograr evitar la huelga convocada ayer por cinco sindicatos para el 1 de diciembre por el impago de salarios de los últimos meses.

A ir Comet, la compañía aérea del grupo Marsans, no oculta que se encuentra en dificultades pero confía en que antes del próximo mes de 1 de diciembre, fecha en la que comenzarán los nuevos paros convocados por los sindicatos de la aerolínea, podrían conseguir financiación para atender el pago de las nóminas de octubre.

La compañía ha solicitado al ICO un crédito habilitado para aerolíneas en dificultades, que puede ser por un importe máximo de 50 millones de euros. Paralelamente, la aerolínea está negociando un crédito puente "de ocho dígitos" para afrontar los salarios.

Según Europa Press, la compañía adeuda a la Seguridad Social 16 millones y podrían ingresar unos 20 millones por el crédito del ICO. A los trabajadores les deben 4,7 millones. "Antes habíamos dado prioridad a atender otros gastos", explican desde la aerolínea, que añade que la prioridad ahora es pagar las nóminas.

La empresa está "abierta" a otras soluciones, como la entrada de un socio o su venta

Según el Sepla, Air Comet debe a la plantilla las nóminas de julio, agosto, octubre y la extra de verano. Según Air Comet, el compromiso es que si la compañía logra abonar las nóminas de octubre antes de que acabe este mes, los sindicatos desconvocarían la huelga. La dirección de la compañía, que no quiso desvelar el importe del préstamo del ICO solicitado, está convencida de que podrá obtener financiación. "Estamos en dificultades, sí, pero ¿quién no?", comentan fuentes de la aerolínea.

Además de la financiación, la aerolínea está "abierta" a otras soluciones, como es la entrada de un socio o la venta.

La compañía asegura que una de las medidas de viabilidad puestas en marcha hasta ahora ha sido la reducción de capacidad y el abandono de las rutas no rentables. En junio la compañía operaba diez aviones y tres flotas, mientras que ahora la capacidad se ha reducido hasta los cinco aviones y una flota.

En el sector de las agencias de viajes existe cierta preocupación en torno a la situación de Air Comet. Ayer los 300 puntos de venta representados por la Unión Catalana de Agencias de Viaje Emisoras (Ucave) emitieron un comunicado en el aseguraban temer que las dificultades por las que atraviesa la compañía la conduzcan a un repentino cese de operaciones. Ucave ha pedido a las autoridades que informen de qué medidas "se están tomando para evitar un escenario similar" a lo que pasó con Air Madrid. Air Comet exigió a Ucave una rectificación.

La aerolínea presenta a los sindicatos sus planes

Cinco sindicatos del comité de empresa de estructura y vuelo en Air Comet (Sepla, Stavia, Uso, UGT y CGT) convocaron ayer a los 640 trabajadores de la compañía a una serie de paros indefinidos que comenzarán a partir del 1 de diciembre. La medida de presión es para protestar por el impago reiterado de salarios. Un portavoz del Sepla explicó a Efe que la plantilla "ha llegado al límite de su paciencia", ya que se le deben las pagas de julio, agosto, octubre y la extra de verano.

Air Comet opera con media docena de rutas entre Madrid y varias ciudades de América Latina, como La Habana, Quito, Guayaquil, Lima, Bolivia y Buenos Aires. La dirección de Air Comet se mostró ayer "extrañada" e "indignada" por los paros, máxime cuando el lunes se presentó al comité de empresa un avance del nuevo plan de viabilidad para la compañía y para atender los pagos atrasados.

La cifra

20 millones de euros es el crédito que el Instituto de Crédito Oficial podría conceder a la aerolínea para remontar la actual situación.