_
_
_
_
Internet

El Gobierno fija en un mega el servicio de banda ancha universal

El ministro de Industria, Miguel Sebastián, anunció ayer que a partir de 2011 la banda ancha de un mega será un derecho de todos los usuarios. La decisión fue bien recibida por las asociaciones de internautas, mientras las telecos insistieron en su rechazo.

El Gobierno ha decidido finalmente fijar en un mega la velocidad de acceso a internet en el servicio universal, tal y como anunció ayer Miguel Sebastián en el Foro Internacional de Contenidos Digitales (Ficod) que se celebra hasta el jueves en Madrid. El Ministro de Industria explicó que a partir del 1 de enero de 2011 la conexión de un mega será un derecho en España, de forma que cualquier ciudadano pueda exigirla al margen de su localización geográfica. Actualmente, los españoles solo tienen garantizado un acceso funcional a internet.

La decisión fue bien recibida por algunas asociaciones de internautas, que creen que esta velocidad establece "un mínimo" capaz de atender las necesidades de los usuarios. Para la Asociación de Internautas, presidida por Víctor Domingo, se cumple "una reivindicación histórica", tal y como explicó a Europa Press, ya que facilitará la vida a los cuatro millones de españoles que no tienen la opción de acceder a la red a alta velocidad.

En una línea similar se manifestó Javier Sanz, responsable del portal ADSLzone.net, que calificó la medida de "positiva", si bien, aseguró que el ancho de banda fijado "es insuficiente para disfrutar de servicios como redes sociales o portales de vídeo como Youtube, que cada vez exigen mayor velocidad". Según Sanz, las modalidades de un megabit con 320 Kbps de subida no permiten disfrutar de todos los servicios que ofrece la red actualmente. Y recordó que las conexiones de ADSL nunca ofrecen más del 80% de la velocidad prometida.

Por el contrario, el anuncio recibió duras críticas por parte de las operadoras. Redtel, que agrupa a las cuatro principales operadoras de telecomunicaciones en España (Telefónica, Vodafone, Orange y Ono), ya había manifestado su oposición a la medida en octubre cuando se conocieron los términos de la consulta pública abierta por Industria, ya que aumentará los costes para estas empresas.

Fuentes de los operadores calificaron ayer la medida de "populista" y recordaron que las telecos ya han tenido que afrontar fuertes costes por decisiones como la tasa para la financiación de RTVE, la identificación de los clientes de prepago o la tasa para los ayuntamientos por la ocupación del espacio público. "La cuestión es quien va a financiar la extensión de las infraestructuras", dijeron.

Otras fuentes de la industria dijeron que se va a establecer un precio por el acceso a un mega, pero la duda es ver qué cantidad se fijará. Y advierten que el precio podría llegar a modificar el entorno competitivo actual. "Si se distorsiona mucho podría afectar al plan de negocio de las operadoras". Además, en el sector no descartan que el Gobierno use la medida en un hipotético "intercambio de favores" y obligar a las operadoras a asumir estos costes a cambio de concederles buena parte de las frecuencias que queden libres en el ámbito televisivo tras el apagón analógico.

El ministro explicó tras el anuncio que, dependiendo del interés que haya por parte de las empresas para ser designados como operador del servicio universal (hoy recae en Telefónica), se convocarán los concursos necesarios por elementos y zonas geográficas.

Con el anuncio, España se equipara a Alemania y Finlandia, que han fijado la conexión de un mega como derecho de sus ciudadanos, pero se queda por debajo del Reino Unido, que pondrá dos. Hoy, el servicio universal incluye telefonía, cabinas y el acceso funcional a internet de banda estrecha, entre otras cosas.

Sinde anuncia un portal de contenidos

La ministra de Cultura, Ángeles González-Sinde, aprovechó la tercera edición de Ficod para anunciar que el Gobierno lanzará antes de final de año una gran plataforma de contenidos "legales". Añadió que será "un modelo español propio centrado en el ciudadano". Según explicó la ministra, que siempre ha sido muy criticada por el colectivo de internautas en España por su postura ante los servicios P2P, el objetivo es aumentar la oferta legal con contenidos que garanticen la calidad y la seguridad. "Queremos dar lo mejor en las mejores condiciones, y siempre sin criminalizar a los ciudadanos. Sólo perseguiremos a aquellos que especulan con contenidos ajenos, añadió.Sinde y Sebastián coincidieron en la relevancia del sector de contenidos digitales, que movió 5.000 millones en 2008 (un 15% más), para el conjunto de la economía española. De hecho, el ministro de Industria destacó que este sector factura en España una cifra similar al negocio aeronaútico.

Contenidos digitales

Sebastián destacó la importancia de la industria de contenidos digitales como base para un modelo de crecimiento económico sostenible. Y avanzó que para 2010 el Gobierno contempla un presupuesto de 100 millones para esta área, que movilizarán otros 300 millones.

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Más información

Archivado En

_
_