Impresoras

Canon reta a Ricoh y Xerox al comprar por 730 millones la holandesa Océ

La compañía japonesa Canon ha anunciado su intención de adquirir por 730 millones de euros la holandesa Océ, especializada en impresoras y reprografía, para competir con Xerox y Ricoh. Canon se propone crear un gigante global de la impresión, a costa de engullir una firma europea.

Un gigante más, una firma europea menos. La compañía nipona Canon está dispuesta a invertir 730 millones de euros para hacerse con la firma holandesa Océ, de la que la española Bestinver Gestión (grupo Acciona) posee en la actualidad un 9,5%. Ambas firmas explicaron en un comunicado que la compra del 100% de las acciones de Océ será en efectivo, a un precio de 8,60 euros por título, lo que supone una prima del 70% sobre el precio de cierre de las acciones de la firma holandesa el pasado viernes.

El objetivo de la transacción, que cuenta con el respaldo de todos los accionistas de Océ, incluido Bestinver, es crear un líder mundial en el sector de la reprografía. La multinacional nipona aclaró que, tras la operación, Océ será una división de Canon -integrada en el área de productos de imagen y encargada de los formatos amplios, la impresión comercial y los servicios financieros-, aunque funcionará de forma autónoma desde su sede en Venlo (Países Bajos), manteniendo su marca y equipo directivo.

Beneficios claros

XEROX CORPORATION 27,37 0,15%

De aprobarse la operación, Canon se haría con las áreas de I+D, fabricación y distribución de Océ. "A través de la fusión de Canon y Océ, creemos que seremos capaces de obtener beneficios claros, no sólo en el ámbito de la investigación y desarrollo, sino también en términos de oferta de productos y marketing, y confiamos en que esta combinación contribuirá en gran medida a nuestra meta de liderar la industria de la impresión", señaló Tsuneji Uchida, presidente de Canon.

Con la compra, la mayor de su historia, el líder de cámaras digitales trata de alcanzar a su rival, Ricoh, que hace un año compró Ikon por 1.620 millones de dólares, para expandir su negocio en EE UU, donde presionaría el liderazgo de Xerox. Los analistas han valorado positivamente para Canon el acuerdo con Océ, que perjudicará sobre todo a Konica Minolta, que tiene una alianza de distribución con Océ. También afectará a otros jugadores como HP, Xerox, Brother Industries y Toshiba. En el mercado se especula con la opción de que alguna de estas empresas lance una oferta por Océ.

Si Tandberg cae en manos de Cisco, Océ en poder de Canon, el desierto tecnológico europeo amenaza con seguir creciendo.