FROB

España busca el sí de Bruselas al uso del fondo de ayuda para agilizar la reestructuración financiera

El Gobierno mantiene contactos con la Comisión Europea con el objetivo de que dé 'luz verde' al uso del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), que puede entrañar el empleo de dinero público, para agilizar el proceso de reconversión financiera en España, informaron hoy a Europa Press en fuentes del Ministerio de Economía y Hacienda.

El objetivo del Departamento que dirige Elena Salgado es acordar con Bruselas "un procedimiento definido de actuación" que exima a las autoridades comunitarias de analizar si todas y cada una de las operaciones que se realicen en el marco del FROB pueden suponer ayudas de Estado.

Desde el Ministerio de Economía y Hacienda precisaron que el FROB no requiere autorización del Ejecutivo comunitario para funcionar, sino que las conversaciones con Bruselas buscan facilitar el proceso de reconversión financiera en España al dotarlo de mayor seguridad jurídica.

Por su parte, el secretario de Estado de Economía, José Manuel Campa, aseguró hoy que está "muy satisfecho" con el resultado de la emisión de deuda inaugural del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) por importe de 3.000 millones de euros y aseguró que el Ministerio de Economía y Hacienda ignora cuando se producirán más.

Esta colocación de deuda con garantía del Estado sirve para dotar de liquidez al FROB, que tiene por objeto gestionar los procesos de reestructuración de entidades de crédito y contribuir a reforzar los recursos propios de las mismas.

La emisión culminada ayer recibió peticiones de suscripción por 11.500 millones de euros, se cerró a un precio de 25 puntos básicos sobre el índice de referencia 'mid swap' con una amortización fijada para el 19 de noviembre de 2014.