TRIBUNA

Marketing de afiliación

Aumento de la presión sobre los márgenes, optimización de los costes de adquisición, racionalización de los presupuestos… ¿es el marketing de afiliación la solución a estos quebraderos de cabeza que están viviendo los directores de marketing? Pese a la leve desaceleración causada por la crisis, las previsiones para el mercado español del marketing online son optimistas por su potencial de crecimiento. En este sentido, en 2008 unos 9 millones de personas han comprado algún producto o servicio a través de internet y en 2009, un 86% de los usuarios de internet comprará en la red, según Priceminister.es.

Estamos ante un sector con gran potencial, no sólo por lo económico de sus precios sino porque ofrece grandes posibilidades en cuanto a la búsqueda de información y, principalmente, porque permite comparar productos y ofertas como nunca antes. En la actualidad, el precio de los productos se está convirtiendo en el elemento que más influye en la decisión de compra, y el marketing online permite eliminar intermediarios que encarecen los productos, ajustando mejor los márgenes de los precios con respecto a sus homólogos del comercio tradicional.

Otros factores que están favoreciendo las ventas online son el incremento de la disponibilidad de banda ancha y los terminales móviles, que han mejorado el acceso a internet, aumentando las posibilidades del usuario para conectarse.

Dentro del mix de la publicidad multimedia hay un lugar preferente para el marketing de afiliación. En este clima de dificultad, el rol de las webs en la comunicación global de los anunciantes tiende a reforzarse. Incluso los más aprensivos se han visto forzados a aumentar su presencia con el fin de beneficiarse de los económicos costes de las campañas, ya que a diferencia de los medios tradicionales, la red permite una introducción de los costes de adquisición variable.

En tiempos de crisis, y con el fin de protegerse de altos riesgos, la publicidad y el marketing de resultados actúan como una estrategia defensiva, ya que permiten un control exhaustivo de los costes minimizando los riesgos. En un mercado en el que de modo habitual se observa la llegada de nuevos actores, no es momento para vacilaciones. Asegurar la inversión online es fundamental en lo que se refiere al aumento de los beneficios y la optimización del retorno de la inversión. El cálculo preciso de los resultados y el control de costes, son los beneficios fundamentales del marketing de afiliación y también los factores clave para la minimización de los riesgos. El marketing de afiliación constituye una buena alternativa en la red y una de las soluciones más relevantes en estos tiempos.

Alexander Kudlich. Regional Manager Zanox España