Bolsa de Nueva York

Wall Street recoge los beneficios de seis sesiones de alzas y pierde los 10.200

Wall Street se desinfló tras alcanzar máximos ayer de trece meses y vivir el Dow Jones seis jornadas consecutivas de alzas. A pesar de unos datos de desempleo mejores de lo esperado y del tirón del Nasdaq, -por la compra por parte de HP de 3Com y el acuerdo entre Intel y AMD-, las ventas y la recogida de beneficios se han impuesto en el parqué. El Dow Jones ha cedido el 0,91%.

Ni el dato del desempleo semanal en EE UU, en el mínimo del año, ni los valores tecnológicos ha conseguido levantar la presión bajista, mientras que las débiles previsiones de resultados anunciadas por Wal-Mart y Macy's agudizaron el sentimiento de recogida de lo ganado los últimos días por los inversores y acabaron con una tendencia de seis jornadas consecutivas de alzas.

El selectivo Dow Jones cedió un 0,91% hasta los 10.197 puntos, el índice S&P 500 retrocedió un 1,03%, situándose en las 1.087 unidades y el tecnológico Nasdaq perdió un 0,83% y cerró en los 2.149 puntos.

Respecto a los datos macroeconómicos, hoy se han anunciado las peticiones semanales de subsidio por desempleo en EE UU, que bajaron más de lo previsto, y situaron el paro en mínimos anuales, una señal de que la debilidad del mercado laboral podría estar cerca de tocar fondo a medida que se recupera la economía del país, algo que no consiguió reflejarse positivamente en la Bolsa.

DOW JONES 27.781,96 -0,01%

Las peticiones semanales de subsidio por desempleo en Estados Unidos bajaron en 12.000 solicitudes la semana terminada el 7 de noviembre, hasta una tasa anualizada y ajustada total de 502.000. El consenso de los analistas esperaba unas solicitudes de 510.000 de media.

En este sentido, el presidente de EE UU, Barack Obama, ha anunciado hoy que la Casa Blanca acogerá en diciembre una cumbre sobre el empleo a la que serán convocados empresarios y sindicatos, así como organizaciones sin ánimo de lucro y expertos en economía, con el objetivo de discutir nuevas vías para la creación de empleo.

En cuanto al debilitamiento que está experimentando el dólar tras la crisis, el secretario del Tesoro estadounidense, Timothy Geithner, que podría ser el nuevo presidente de la Fed según ha anunciado la cadena NBC, aseguró hoy que un dólar fuerte es esencial para que su país salga de la crisis. Tras las declaraciones de Geithner, el euro perdía la cota de los 1,50 dólares, el Banco Central Europeo (BCE) fijaba el cambio oficial en 1,4922 dólares.

Durante una conferencia de prensa tras la reunión ministerial del Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico (APEC) en Singapur, Geithner elogió el papel líder de China en la recuperación de la recesión y adelantó que el Gobierno del presidente Barack Obama mantendrá por el momento el elevado gasto de su programa de reactivación de la economía.

El secretario del Tesoro señaló que Estados Unidos tiene una enorme responsabilidad de cara a la estabilidad y la fortaleza de la economía mundial, pero dijo que en esta ocasión será Asia quien liderará el camino para ver la luz al final del túnel.

"Veremos cómo Asia lidera al mundo hacia la recuperación", dijo Geithner, quien elogió a China y eludió comentar su política económica, uno de los temas candentes del encuentro del APEC.

Resultados empresariales

Respecto a los resultados empresariales, el grupo de distribución minorista estadounidense Wal-Mart obtuvo un beneficio neto de 3.239 millones de dólares (2.159 millones de euros) en el tercer trimestre del año, lo que supone un aumento del 3,2% respecto al mismo periodo de 2008, informó la compañía, que mejoró sus expectativas para el cierre del ejercicio.

Las ganancias de la mayor empresa de distribución minorista del mundo superaron las expectativas de los analistas, pese a que las ventas en sus establecimientos en Estados Unidos registraron una ligera contracción. Así, cerró la sesión con ganancias del 0,57%.

También presento resultados Macy's, que obtuvo una menor pérdida de la que esperaba para su tercer trimestre fiscal, tras reducir las rebajas previstas. El gigante estadounidense de tiendas por departamentos también aumentó su pronóstico de ganancias.

La previsión, sin embargo, no cumplió con las expectativas de los analistas, lo que hizo caer las acciones de Macy's en las negociaciones bursátiles de principio del día. Los analistas habían previsto que Macy's reportaría 1,11 dólares por acción, según Thomson Reuters.

En el sector tecnológico, ayer, tras el cierre del mercado, se conoció que Hewlett-Packard adquirirá a la fabricante de equipos de redes 3Com en un acuerdo valorado en 2.700 millones de dólares. H-P, la mayor fabricante de computadoras en el mundo, también anunció resultados preliminares para el cuarto trimestre fiscal que superaron las expectativas de Wall Street.

La compañía ahora espera ganancias de 1,14 dólares por acción e ingresos de 30.800 millones de dólares. Los analistas encuestados por Thomson Reuters proyectaron 1,12 y 29.820 millones, respectivamente. El acuerdo, que se espera se cierre en la primera mitad del 2010, ha sido aprobado por las juntas de ambas compañías. Hoy HP cerró con pérdidas del 0,60%.

Por otro lado, la compañía tecnológica estadounidense United Technologies (UTC) ha alcanzado un acuerdo para la compra de la filial de dispositivos de seguridad para hogares y empresas de General Electric, GE Security, por 1.820 millones de dólares (1.213 millones de euros), informaron ambas compañías. United Tech cerró la sesión con un descenso del 0,42%.

Asimismo, los fabricantes de microprocesadores Intel y Advanced Micro Devices (AMD) anunciaron hoy que han alcanzado un acuerdo extra judicial que pone fin a las disputas legales entre ambas compañías por el que Intel pagará 1.250 millones de dólares (834 millones de euros) a su rival. Las acciones de AMD se dispararon por encima del 20% tras conocerse el acuerdo, mientras que Intel cerró la sesión con caídas del 1%.

Materias primas

En cuanto al sector de las materias primas, junto a los máximos históricos del oro de las últimas jornadas, hoy destacó el dato de las reservas de petróleo estadounidenses, que han experimentado una subida de 1,8 millones en la última semana, hasta los 337,7 millones.

De esta manera se ha superado con claridad las previsiones del mercado, que esperaba un incremento de 600.000 unidades. Al mismo tiempo, los inventarios de gasolina han subido en 2,5 millones de barriles, hasta los 210,8 millones y los de destilados se han incrementado en 300.000 barriles, hasta los 167,7 millones de unidades.

Así, el barril de Texas, de referencia en EEUU, acusó esta mejora y bajó un 2,95%, para cerrar a 76,94 dólares. La caída del crudo lastró a las petroleras Exxon Mobil (-1,32%), Chevron Texaco(-1,44%), que se convirtieron en un de los lastres de Wall Street.

Los valores que han liderado las pérdidas en la jornada han sido la tecnológica Cisco, que bajó el 2,17%, el fabricante de maquinaria industrial Caterpillar que perdió un 2,71%, la aseguradora Travelers, que descendió el 2,30%, y las financieras JPMorgan y Bank of America que cedieron un 2,62% y un 2,50% respectivamente.

En el lado contrario, han liderado las ganancias la tecnológicas Microsoft que ha sido el valor que más ha avanzado tras subir un 0,82%, el grupo Johnson & Johnson (0,54%) y Kraft (0,07%)