Previsiones

España dejará de ingresar 3.600 millones por la caída del turismo

La industria turística española es una de las más afectadas por la crisis. La Organización Mundial del Turismo prevé que sus ingresos caerán un 7% este año, lo que supone un recorte de 3.600 millones.

España es el tercer país del mundo que más turistas recibe (57,3 millones en 2008) y el segundo que más ingresa por esa actividad (51.725 millones de euros o 61.600 si se aplica el cambio en dólares para ese año). Una posición de privilegio que le ha permitido disfrutar de unos ingresos que servían en gran parte para corregir algunos desequilibrios. De hecho, el superávit turístico, que mide la diferencia entre los ingresos y los gastos generados por el turismo, ha cubierto durante muchos años gran parte del agujero del déficit comercial.

Ese liderazgo en la atracción de turistas, sin embargo, le va a crear un profundo agujero a lo largo de este año, ya que se ha visto aquejada al igual que los principales mercados receptores de visitantes por la recesión mundial y el profundo deterioro que están sufriendo la llegada de turistas y los ingresos por este concepto.

La Organización Mundial de Turismo (OMT) revisó ayer sus previsiones y aseguró que el flujo mundial de turistas se resentirá un 5%, tal y como anticipó en su anterior pronostico, e incluso se atrevió a hacer por primera vez una estimación en la caída de ingresos. Los técnicos de la OMT prevén que estos descenderán un 7% este año, lo que supone en términos absolutos un recorte de 45.000 millones de euros en todo el mundo.

Y una buena parte de ese ajuste le va a corresponder a España, que recibe al 6,2% de los turistas y el 6,5% de los ingresos mundiales, según las últimas estadísticas de la OMT.

De este modo a España le correspondería un ajuste superior a los 3.600 millones de euros para este año, unas previsiones que están en línea con lo expresado por algunas patronales empresariales e incluso por el Ejecutivo.

De hecho, el lobby Exceltur, en el que participan algunas de las compañías turísticas más importantes de España, era aún más pesimista en sus últimas estimaciones de octubre, en las que preveía una caída del 10,1% en los ingresos una vez descontados los efectos de la inflación.

Repunte en 2010

El secretario de Estado de Turismo, Joan Mesquida, recalcaba el lunes que la caída en la llegada de turistas en España estaría cercana al 10%, lo que supondrá una merma de cinco millones de visitantes en un año, mientras que auguraba que el gasto caería, "pero en menor medida".

El informe de la OMT recalca, sin embargo, que la complicada situación del sector durante ese año se va a corregir el que viene, en el que prevé que el flujo mundial de turistas crezca entre un 1% y un 3%. Este revisión al alza se ha producido, según la organización, por varios factores que apuntan a la recuperación. El tráfico aéreo de pasajeros creció en septiembre tras un año de caídas, mientras que treinta destinos registraron incrementos en la llegada de turistas en los ocho primeros meses de 2009 pese a lo adverso de la coyuntura. Entre esos países se encuentran Turquía o algunas islas del Caribe, competidores directos de España como destino de sol y playa.

La OMT matiza que la mayor parte del repunte vendrá por el fuerte crecimiento que registrarán destinos asiáticos como Indonesia, Malaisia o Taiwan. "Los destinos europeos y americanos no crecerán en 2010 y tardarán en recuperarse más, mientras que los flujos turísticos a África seguirán creciendo en 2010 gracias a la aportación extraordinaria del Mundial de fútbol".

Paro y gripe A

El incremento del paro y la propagación de la gripe A son, a juicio de la OMT, los dos principales factores de incertidumbre sobre el sector, al que se puede unir el precio del crudo si supera la barrera de 80 dólares.

"La recuperación será gradual"

El Consejo Mundial del Turismo, que reúne a cien presidentes de las compañías mundiales más importantes del sector, envió ayer un mensaje de optimismo respecto a la evolución del sector. "Lo peor ha pasado y las perspectivas de futuro son alentadoras a largo plazo", señaló ayer Jean-Claude Baumgarten, presidente del Consejo desde Londres, donde se celebra una de las ferias sectoriales más importantes del mundo.

En su opinión, la actividad continúa enfrentándose a una época de desafíos, "especialmente si la recuperación pierde fuerza o si la pandemia de Gripe A se intensifica y se vuelve más virulenta", agregó.

Por ello incidió en la necesidad del apoyo gubernamental al sector turismo. "Los Gobiernos ignoran que el papel del turismo como generador de empleo puede verse seriamente dañado", precisó.