Rod Winters. Presidente del Institute of Internal Auditors

"Los auditores internos somos un pilar del buen gobierno"

'Logrando nuestro potencial' es el lema con el que el director general de operaciones financieras de Microsoft Corp. lidera la organización internacional de los auditores internos

Rod Winters cree que los auditores internos pueden verse beneficiados por la crisis porque la labor que desarrollan dentro de las organizaciones es cada vez más valorada. Al frente del Institute of Internal Auditors se ha propuesto que estos profesionales tengan una única voz y que luchen por una profesión global y por alcanzar todo su potencial. Este es precisamente el lema con el que pretende desarrollar su presidencia: Logrando nuestro potencial, al tiempo que afirma rotundo que los auditores internos son el pilar sobre el que se asienta el buen gobierno en las empresas.

¿Qué papel están teniendo los auditores internos en la crisis?

Podemos jugar un papel muy activo a la hora de actuar en la prevención de los riesgos que acechan a las empresas. Nuestro objetivo debe ser además el de ayudar a la alta dirección de las empresas al cumplimiento de los procesos adecuados para la gestión de las contingencias. En realidad, la crisis puede suponer para la profesión de la auditoría interna una oportunidad para que quede más clara la importancia de nuestro trabajo, porque podemos tener un papel más importante que jugar, sobre todo desde el punto de vista del buen gobierno.

"Somos los responsables de analizar si las empresas están evaluando bien sus riesgos"

¿Qué aspectos del buen gobierno de las empresas pueden ayudar a mejorar los auditores internos?

La auditoría interna tiene que rendir cuentas al comité de auditoría de las empresas cotizadas o al comité de dirección y no hay un buen gobierno sin un comité de auditoría y no hay un buen comité sin una buena auditoría interna porque somos los responsables de analizar hasta qué punto las empresas evalúan el riesgo y establecen los procedimientos adecuados para analizarlos y auditarlos.

Uno de los aspectos del gobierno corporativo que más se está debatiendo en estos momentos es el de los sueldos de consejeros y directivos. ¿Tienen los auditores internos alguna opinión sobre el tema?

Es un asunto que excede algo de nuestro campo de acción, porque quienes deben opinar sobre las compensaciones son los accionistas y el comité de remuneraciones dentro del consejo. Lo que nosotros sí tenemos que tener en cuenta es si la alta dirección está cumpliendo con sus objetivos cuando su remuneración está ligada a ellos.

¿Para qué tipo de empresas es recomendable contar con un departamento de auditoría interna?

Las empresas más pequeñas suelen tener un fundador cerca y es el que dirige las operaciones y toma las decisiones, pero a medida que se hacen más grandes y más reguladas, la gestión se vuelve más difícil, de forma que los auditores internos tienen una función más importante. Y en este sentido, se está produciendo un crecimiento de la demanda de estos profesionales, con la creación de numerosas direcciones de auditoría interna, porque ofrecen una información relevante sobre el cumplimiento de los objetivos estratégicos en una organización. Para conseguirlo se requiere profesionales bien formados.

¿Qué perfil tienen estos profesionales?

Por lo general proceden de las finanzas o de la contabilidad, pero puede haber otras titulaciones que luego se certifican en el Instituto de Auditores Internos. Creo que desde el punto de vista de la carrera profesional se trata de un secreto muy bien guardado porque por lo general nadie suele decir que quiere ser auditor interno, sin embargo, cuando saben los temas que tratamos y el nivel al que solemos estar dentro de las organizaciones se convierte en una profesión atractiva.

Supervisados por el comité de auditoría

Las recomendaciones 47 y 48 del Código Unificado recogen la conveniencia de que las sociedades cotizadas "dispongan de una función de auditoría interna que, bajo la supervisión del comité de auditoría, vele por el buen funcionamiento de los sistemas de información y control interno". El Código añade que el responsable de la función de auditoría interna deberá presentar al comité un plan anual de trabajo, informar de las incidencias que se presenten en su desarrollo y presentar al final de cada ejercicio un informe de actividades.