Estados Unidos

Goldman y Buffett tratan de comprar a Fannie su ventaja fiscal

Goldman Sachs y el inversor Warren Buffett no dejan pasar ninguna oportunidad para ganar dinero o ahorrarlo. Su última estrategia, no obstante, es políticamente complicada.

Goldman, y más recientemente Buffett, están intentado comprar a Fannie Mae, al menos, 3.000 millones de dólares en créditos fiscales, concedidos por el Gobierno, para fomentar la inversión en viviendas para personas de bajos recursos, según The Wall Street Journal. Fannie Mae es una firma que financia hipotecas lleva más de un año intervenida por el Estado y ha perdido tanto dinero que no va deber impuestos federales al Gobierno federal en muchos años.

A Fannie Mae se el abre así la oportunidad de sacar un beneficio, que no le viene mal, de algo que para esta entidad no tiene valor. Para Goldman y Buffett, hacerse con estas rebajas fiscales les permitiría reducir su cuenta con el fisco en un año en el que la firma de inversión, tras las continuas intervenciones del Gobierno, enfila un buen cierre para sus cuentas y prevé repartir bonus millonarios a sus empleados.

Es algo que tiene mala venta política dada la animosidad que hay contra Goldman, el Journal especula que este negocio se vería con mejores ojos al sumarse alguien tan respetado como Buffett. Además, tanto Goldman como Buffett podrían arrimar el hombro y reanimar un mercado inmobiliario, algo que ahora Fannie no puede hacer.

La decisión es del Gobierno que no ve con buenos ojos la operación porque el dinero que Fannie podría llevar a su caja no compensaría la menor recaudación de impuestos.

Mercado de rebajas

El plan de rebajas fiscales para fomentar viviendas de bajo precio data de 1986 y es frecuente que se comercie con éstas. El mercado se paró, pues las empresas que los utilizaban para bajar sus deudas con Hacienda han tenido pérdidas y así no había incentivo para su uso.