Sector privado

Las empresas estadounidenses eliminaron 203.000 empleos en octubre

Las compañías privadas de Estados Unidos perdieron 203.000 empleos en octubre, la cifra más baja desde julio de 2008, lo que significa que se ralentiza el ritmo de destrucción de puestos de trabajo en el país, informó hoy la firma de análisis Automatic Data Processing (ADP).

Aunque el dato es algo superior al esperado por los analistas, es muy inferior al de septiembre, cuando -según la cifra revisada por ADP- las empresas estadounidenses eliminaron 227.000 empleos.

Previamente, esta entidad había calculado que en septiembre se eliminaron 254.000 empleos respecto a agosto.

Estos datos se publican poco antes de que el Gobierno estadounidense difunda las cifras oficiales el próximo viernes.

Durante estos últimos meses de fuerte destrucción de empleo, el peor mes fue el pasado marzo cuando se destruyeron hasta 736.000 puestos de trabajo, según los datos de ADP que en su informe no incluye a las empresas públicas ni al sector agrícola.

Octubre ha sido el séptimo mes consecutivo en el que se ha registrado una ralentización en el ritmo de destrucción de empleo.

Por sectores productivos, ADP indicó que en el sector de los servicios se perdieron 86.000 empleos en octubre, mientras que en el de la producción de bienes desaparecieron 117.000, de los que 65.000 correspondieron al manufacturero.

En la construcción hubo en octubre 51.000 puestos de trabajo menos, lo que marca un total de 33 meses de descensos de empleo y supone un total de 1.675.000 de trabajos perdidos desde enero de 2007.

En lo que respecta al financiero, que junto al de la construcción figura entre los grandes afectados por la crisis crediticia y la recesión económica en EEUU, sus empresas contrataron en octubre, por 23 meses consecutivos, a 18.000 personas menos que el mes anterior.

Entre las grandes empresas (más de 500 trabajadores) se destruyeron 53.000 empleos, mientras que en las medianas (entre 50 y 499 empleados) se perdieron 75.000.

La destrucción de empleo en las pequeñas empresas (menos de 50 trabajadores) afectó a otros 75.000 empleados, una cifra sobre la que ADP indicó que era la menor de ese sector desde julio 2008.