_
_
_
_
_
Informe de Funcas

El ahorro de las familias aumentará un 50% en 2009, hasta su máximo histórico

El ahorro de las familias aumentará casi un 50% en 2009, hasta una tasa del 18,9% de la renta disponible, la cifra más alta en la serie histórica de contabilidad nacional. La razón principal será una caída del consumo del 5,6%, según el último número de 'Cuadernos de Información Económica' de Funcas.

De cara a 2010, la Fundación prevé que "las subidas impositivas contempladas en los Presupuestos para el próximo año provocarán un trasvase de recursos hacia el sector público, reduciendo el ahorro del sector privado y moderando el deterioro del ahorro público".

Además, "en 2010 se espera una cierta recuperación del consumo, que crecerá ligeramente por encima de la renta, dando lugar a una pequeña caída del ahorro". Ahora bien, el ahorro público caminará por una senda contraria.

Las estimaciones para 2009 de Funcas apuntan a una nueva caída del ahorro público -del 1,1% al -4,5% del PIB- que se explica fundamentalmente por el componente cíclico. Ahora bien, precisan que los PGE para 2010 no precisan "los ingresos y gastos en términos de contabilidad nacional, ni para el Estado ni para el conjunto de las administraciones, que permitiría deducir la cifra del ahorro".

El ahorro de las familias es financiero

Por otro lado, la publicación de Funcas indica que, una vez pinchada la burbuja inmobiliaria, la preferencia de los hogares por el 'ladrillo' también se ha desinflado, dando lugar a un repunte de su ahorro financiero. Al mismo tiempo, el 'efecto riqueza' asociado a los activos inmobiliarios se ha tornado 'efecto pobreza', "recortando el consumo y los ingresos tributarios bastante más allá de lo que podía sugerir la simple evolución de la renta".

Así, la valoración del 'stock' de viviendas se situó en 4,2 billones de euros, por debajo de los 4,8 billones que representaban en 2007, según la Fundación. Además, señala que el "estrangulamiento financiero" al que se han visto sometidas las familias les ha obligado a modificar su conducta, "pasando de una situación de necesidad de financiación a otra, y en 2008, de capacidad de financiación".

La tendencia seguirá en 2010

En este contexto, "cabe la posibilidad de que la mejora del ahorro financiero de las familias españolas continúe en 2010, al tiempo que los ahorradores podrían volver a aumentar la diversificación acudiendo a activos financiero más arriesgados, como los bursátiles".

"En todo caso, en 2009, parece claro que los ahorradores han optado por aumentar proporcionalmente su cartera de títulos a largo plazo, en detrimento del efectivo y depósito", apostilla. Con estas perspectivas, el conjunto de activos financieros se reduce un 7,78%, como también o hacen los pasivos financieros de las familias, siendo la tasa de variación del -2,9%.

Más información

Archivado En

_
_