Nuevas costumbres

Las compras por internet en España "están a punto de dispararse", según los expertos

Las compras por internet están "a punto de dispararse" porque los españoles le han perdido el miedo a la red, aunque las empresas todavía no han sabido dar el salto al mundo virtual y explotar ese mercado potencial, han advertido hoy expertos en e-comercio.

"Los consumidores están listos, las empresas no; el problema no es de la demanda, es de la oferta", ha argumentado el director general de Google España, Javier Rodríguez Zapatero, en una jornada dedicada a impulsar el comercio por internet. Organizada por la Asociación Española de Comercio Electrónico (AECEM), la conferencia europea de comercio electrónico ha reunido en Madrid a expertos en internet para animar y asesorar a los empresarios en su paso al mundo virtual.

Además de Rodríguez Zapatero, el creador de Facebook y responsable de la campaña en internet de Barack Obama, Chris Hughes; el director de servicio al consumidor de Zappos.com, la compañía líder en venta de ropa y complementos a través de Internet, Brian Kalma, y el presidente de Comunica +A, la mayor agencia española de servicios de marketing, Jaime Antoñanzas, han animado a los empresarios a "migrar a internet".

"Este es el momento de inflexión, el comercio en internet se va a disparar", ha vaticinado Rodríguez Zapatero, tras asegurar que en España existen ocho millones de compradores on-line "que muy pronto van a ser catorce millones".

Y en España hay 3,5 millones de Pymes, pero sólo un 14% está presente en internet", ha subrayado. Rodríguez Zapatero ha explicado que la crisis económica ha lanzado a los consumidores hacia internet como lugar donde "preparan sus compras", como por ejemplo a la hora de adquirir un coche, momento en el que el 80% de los consumidores se informan y comparan a través del ordenador.

Según datos del Observatorio Nacional de las Telecomunicaciones y de la Sociedad de la Información de Red.es en España el comercio electrónico en España alcanzó en 2008 un volumen de 5.300 millones, "un 13% más que el año anterior y coincidiendo con una bajada del comercio real del 10%". También Antoñanzas ha apostado por un despegue de las ventas en internet ya que, según ha argumentado, la experiencia de compra se va a dividir: "las cosas que ''tengo que comprar'' se van a resolver por internet; las compras por placer, el ''me voy de compras'', será en la vida real", ha vaticinado.

El reto consiste en estar preparado para la llegada de los clientes, ha dicho Antoñanzas, quien ha destacado la importancia de "ahondar en la seguridad, confianza y facilidad" de las compras on-line y potenciar la rapidez de la compra y la entrega.

Pero cada vez más va a ser preciso ofrecer una experiencia de compra basada en el placer, el juego y el entretenimiento, incluso en internet, ha considerado. "Comprar en internet hoy es útil, pero es un coñazo; hay que conseguir convertirlo en un placer", y para ello no vale con trasladar la tienda a la web de forma plana y aburrida, como sucede en la mayoría de los casos, ha advertido.

Para ello es fundamental "generar placer y no sólo satisfacción, crear una experiencia que sea recordada, inspiradora y no sólo eficaz", ha subrayado antes de esbozar algunas ideas para lograr que el cliente que ha entrado en tu web se quede, compre y vuelva.

Una filosofía similar ha sido defendida por Brian Kalma, director de servicio al consumidor de Zappos.com, la compañía líder en venta de ropa y complementos a través de Internet recién comparada por Amazon en una operación valorada en 807 millones de dólares. "No estamos en este negocio para hacer dinero, estamos para hacer feliz a la gente", ha asegurado Kalma, para quien el secreto de vender por internet es ser capaz de generar confianza, proporcionar una experiencia personal y dar un servicio inmejorable.

Además, Kalma ha planteado que "la gente hace más cosas fuera de tu página web que en tu página web, así que debes conseguir estar ahí fuera también", razón por la cual la compañía está presente en las redes sociales como Facebook o Twitter y favorece todo tipo de enlaces a sitios personales.

Por su parte, Chris Hughes ha recordado los inicios de Facebook y la campaña por internet creada para Obama y ha destacado la importancia de establecer un vínculo de confianza con el usuario, darle herramientas sencillas que le faciliten la vida y escuchar sus ideas y necesidades. Se trata, ha explicado, de "lograr que se convierta en un activista de tu causa".