Bruselas y Klaus firman la paz

Bruselas y Klaus firman la paz

Ya falta menos para el fin de la pesadilla checa. La cumbre europea que se celebra en Bruselas ha pactado esta noche la excepción que reclamaba el presidente checo Vaclav Klaus como condición para firmar el Tratado de Lisboa. Los socios de la UE aceptan que la República checa se autoexcluya de la aplicación de la Carta de Derechos Fundamentales, como ya hicieron, por distintas razones, Reino Unido y Polonia.

Ahora sólo falta que el Tribunal constitucional checo decida sobre la compatibilidad del Tratado con la Carta Magna de su país. Entonces podremos volver a pensar la República checa como la patria de artistas tan imprescindibles como Franz Kafka, Milan Kundera o Jan Svankmayer. Y Klaus acabará siendo una desagradable anécdota en la historia de la UE.

Foto: "Mapa" de Europa a punto de pisar a la República Checa (imagen tomada del blog eumanismo)

Comentarios

Sí, los 26 han cedido, pero viendo las venganzas que han saltado a la palestra con motivo de la candidatura de Blair por sus vetos anteriores a otros puestos en momentos anteriores, supongo que las condiciones previas de Klaus, aparte del desprecio generalizado que han suscitado, serán cobradas en el futuro en forma sino de zancadillas, sí de reservas continuas por parte de sus leales pero no amnésicos socios. Chequia gana hoy, pero perderá mañana.
Cierto, Ciro. La UE claudica, pero no olvida. Tarde o temprano, Klaus, como Blair, volverá a cruzarse en el camino de quienes ahora ha tomado por el pito del sereno. En el caso de Tony, la venganza está siendo especialmente dura, porque si pierde el puesto de Presidente de la Ue, como parece muy probable, quedará expuesto a la investigación de los Comunes sobre sus presuntas mentiras para justificar la invasión de Irak. Y, tal vez, acabe en La Haya y no en Bruselas, como quiere.
Suelo aprender idiomas leyendo sobre todo noticias: periódicos, blogs, etcétera. Así que para mí aprender un idioma es acercarse a la política de ese país. Fue un placer estudiar alemán con la Gran Coalición en el poder. Y quiero aprender un idioma eslavo (pero con alfabeto latino). Y la verdad, entre los gemelos siniestros polacos y la política checa siempre me veo aprendiendo croata.
Normas
Entra en El País para participar